25 metas que realmente debes considerar en tus resoluciones para este año 2015

Escrito el 30/12/2014 - 1:05pm Por Alekz Aminadab Mundo

metas 2015 resolucionesMe encantan las metas y es grandioso fijar varias de ellas en la vida. Incluso cuando nos acercamos a un año nuevo siempre nos encontramos recapacitando en algo que deberíamos retomar, iniciar o terminar…si es que logramos empezarlo el año anterior. Entre una de las más mencionadas pero frecuentemente olvidadas es la famosa dieta o ir al gimnasio para bajar de peso donde supongo que muchos hemos sido parte de esa trágica resolución ¿no?

Y es que a veces nos proponemos resoluciones muy altas que difícilmente podremos lograr. Al examinar el estilo de vida, hay cosas simples que son más fáciles de lograr y que realmente sería maravilloso que pudiéramos cumplir este año. He pensado en varias ideas que espero te ayuden a tener mejor y mayor propósito durante tu año 2015 asi que toma nota de varias:

1. Aprende una nueva habilidad.
Ya sea aprender un nuevo instrumento musical, aprender un nuevo idioma, aprender a pintar, aprender mecánica, aprender a cocinar o cualquier nueva destreza y habilidad que no has intentado antes. ¡Aprovecha este nuevo año para crecer más en tus habilidades!

2. Arriésgate más.
Realmente los riesgos hablan de valentía y de movimiento. Es lindo cuando todo va de maravilla y estás conforme con lo que tienes, pero eso habla de una vida asegurada. ¡Vence lo seguro y arriésgate! Recuerda que un barco está seguro  en el puerto, pero fue hecho para navegar en los océanos. De la misma forma deja a un lado la vida «segura» y decide arriesgarte con nuevas ideas sin tenerle miedo a los cambios.

3. Haz nuevos amigos.
Las relaciones nos hacen crecer y si en este año nuevo quieres crecer más, asegúrate de no solamente relacionarte con los mismos amigos. Esto no significa que debes de olvidarte de los viejos amigos, sino que conozcas y hagas nuevos amigos. Cada cabeza es un mundo y al conocer a nuevas personas que se sumen a tu círculo de amistad, podrás conocer nuevos «mundos». Quizá conozcas personas diferentes a ti que te traerán retos, aún así mantente abierto a nuevas amistades.

4. Lee un libro. 
Sumérgete en las historias y obras relatadas en libros ya sea en papel o en forma digital. Lee libros de alguna área de especialización relacionados a tu interés, pero sé abierto a otras áreas y géneros. Por medio de otro libro podrás aprender y crecer en tu conocimiento. Decide romper con la pésima estadística de baja lectura en Latinoamérica. Hay muchos buenos libros allá afuera, has una búsqueda en tu librería cercana y comienza a leer nuevos libros este año.

5. Conoce nuevos lugares.
No importa si es en tu mismo estado o provincia, en tu país o en otro continente. Emprende una visita a otro lugar que nunca has visitado en el pasado. Es grandioso ver cuántas culturas, costumbres y riquezas naturales existen en nuestra tierra. Relacionarte con una nueva cultura es divertido pues aprendes algo diferente a tus raíces o tus expectativas de la vida. Salir a nuevos horizontes te ayudará a ver la vida desde otra vista, literalmente.

6. Haz algo por tu comunidad.
Ya sea regalando ropa, regalando comida, ayudando en los orfanatorios, visitando a los enfermos en los hospitales, lavándole el auto a tu vecino, visitando a los ancianos de los asilos etc. La vida no se trata de ti, de tus tareas y ocupaciones diarias. Hay mucho más que puedes hacer por el prójimo en este año para darle esperanza. Realmente no se trata de hacer mucho para cambiar al mundo, sino de hacer algo de corazón donde le cambies el mundo a uno o a varios.

7. Sonríe y rie más.
La felicidad es buenísima en la vida, la risa incluso se ha comprobado en ser curativa. Es tiempo de dejar de fruncir el ceño y de sonreirle a la vida. Incluso, haz unos letreros en tu casa y en tu oficina donde escribas la pregunta «¿ya te reiste hoy (tu nombre)?». La idea es que literalmente en este nuevo año rias más de lo que te molestas y enojas. Ya basta de vivir en la angustia, en la preocupación y en la depresión. Reirte aún es gratis, así que aprovecha la oferta y hazlo al 2 por 1.

8. Deja el celular a un lado. 
Es tan fácil perderse en el celular mandando mensajes, escribiendo correos electrónicos, haciendo llamadas y revisando las redes sociales, pero decide dejar tu celular lo más lejos posible. Ponlo en tu bolso cuando camines por un lugar, guárdalo en la bolsa de tu pantalón al hablar con otras personas, mételo en un cajón de tu casa cuando estés en casa. Estar pegado a este dispositivo te puede robar momentos que no vuelven jamás. Mira más arriba y menos abajo a la pantalla del celular.

9. Consíguete a un maestro.
Encuentra a alguien que te enseñe más sobre música, más sobre costura, más sobre computación, más sobre cocina, más sobre construcción, más sobre la Biblia etc. Busca a un maestro con más habilidades y conocimiento que tú, de quien puedas aprender constantemente. Sé consistente en tu conocimiento y aprende más de alguien que te pueda enseñar más de lo que ya conoces.

10. Cuida más tu salud.
Haz más ejercicio, come más saludable, deja lo que no le beneficia a tu cuerpo. Creo que no debo decirte una lista de las cosas correctas e incorrectas que tu cuerpo necesita o no. Bebe agua, come saludable, haz ejercicio y simplemente cuida tu salud porque a la larga, en los próximos años o en tu vejez se reflejará la forma en que cuidaste tu salud durante el pasado. ¿por qué no marcar un 2015 con una salud diferente?

11. Celebra más tus victorias.
¿Por qué trabajar tanto, estudiar tanto y ocuparse tanto para vivir como esclavo? Decide en este año nuevo celebrar más tus victorias y tus triunfos. De hecho, no solo los tuyos, sino los de tus hijos, los de tu pareja y tus seres queridos. Las victorias de la vida se deben acompañar con una celebración y es conveniente hacer una pausa en la vida rutinaria para poder agradecer a Dios por esas victorias y celebrarlas.

12. Pasa más tiempo con tu familia.
Los únicos que estarán para ti en los momentos más difíciles van a ser tus familiares. Si en los meses o años pasados has estado muy ocupado o quizá fuera de sus vidas, es tiempo de que este año pases más tiempo con ellos. Si es complicado verles por cuestión de distancia, llámales con más frecuencia. Lo importante es que la comunicación y la relación en tu familia aumente y no decaiga.

13. Escribe tus ideas y opiniones.
No importa si no eres escritor, periodista o comunicador, todos podemos y debemos escribir. La idea es que escribas por lo menos una vez a la semana en un diario o en un lugar específico sobre tus ideas. Escribe una nueva canción, un guión para una obra de teatro, tus vivencias de la semana, tus experiencias del pasado, poemas, historias pequeñas, ciencia ficción, lo que aprendiste ese día, sugerencias para otros etc. Escribir no es fácil, pero es gratificante. Al ser consistente en escribir, serás más creativo en la vida.

14. Sé un voluntario.
Ofrece tu tiempo, tus talentos y tus habilidades para ser un voluntario de algún lugar. Involúcrate y sé voluntario en la escuela de tus hijos, en algún campamento, en alguna biblioteca, en alguna comunidad de retiro, en un centro de refugio de animales, en algún club del medio ambiente, en algún museo etc. ¡Hay muchos lugares donde tu presencia será de mucha ayuda! La idea es que en este año nuevo ayudes porque quieres y no porque tienes que hacerlo.

15. Sé el mentor de alguien más.
Conviértete en más que un amigo y decide ser el mentor de alguien a quien puedas dirigir, aconsejar, guiar y enseñar de acuerdo a lo que has vivido y aprendido en la vida. Ayuda a marcar la diferencia en la vida de otra persona y a abrir tus oídos y corazón a las necesidades de otro. Que en este año nuevo tu enfoque no solo sea lo que logres en tu vida, sino en ser un mentor de alguien a quien puedes dirigir en su vida.

16. Sirve en tu iglesia local.
Si todavía no estás sirviendo en tu iglesia local, ¿por qué no empezar a hacerlo durante este año nuevo? No pongas más excusas y comienza a servir ya. Hay muchas maneras que puedes servir en tu iglesia local y debe haber algún ministerio donde podrás servir de acuerdo a tus gustos, dones y talentos. Acércate con tu pastor y coméntale en qué te gustaría servir. Incluso, si no hay algo que en tu congregación local te llame la atención para servir, ¿por qué no crear un nuevo ministerio? ¡Al servir Dios te honrará por tu obediencia!

17. Responde más con «si» en vez de con «no».
Usualmente ¿cuál es tu respuesta automática más frecuente de las dos? ¿Eres unas persona que la gran mayoría de veces dices que «no»? En Mateo 5.37, la Biblia nos muestra que debemos cuidar nuestro «si» y nuestro «no». Sé más abierto a las oportunidades que te vendrán en este año 2015 y diles que «sí», siempre y cuando glorifiquen a Dios.

18. Sé más generoso.
Decide dar más y compartir más con otros. No solo se trata de ser generoso con tu dinero, sino puedes ser generoso con tu tiempo, con tus recursos, con tus palabras, con tus dones etc. La generosidad demuestra tu corazón. Entre más generoso seas, eso habla de cuán agradecido eres en la vida. Muestra tu gratitud por medio de tu generosidad este nuevo año. ¡Dios bendice a los generosos!

19. Mejora tus saludos con los demás.
Aunque suene raro, creo que ya está pasado de moda el «Hola, ¿cómo estás?». En este 2015 te quiero invitar a que profundices un poco más en tus saludos y conversaciones. En vez de decir «cómo estás», conecta más con la persona al hacerle preguntas de calidad. Por ejemplo: «¿qué hay de nuevo en tu vida?», «¿estás disfrutando tus estudios?», «¿qué has aprendido esta semana?», «¿cómo puedo orar por ti?», «¿cómo puedo ayudarte en tu vida?» etc. Rompe con el típico saludo y respuesta de robot este año y muéstrale a los otros que te interesan y tienen valor para ti.

20. Comparte más a Jesús.
No hay alguna cifra perfecta de personas a las que tienes que hablarles de Jesús para ganarte un premio o reconocimiento o incluso para ir al cielo. Lo que si es esencial es que compartas el amor de Dios en cualquier tiempo e incluso fuera de tiempo. Si el año pasado se te complicó o no les hablaste a otras personas de Jesús como pudiste haberlo hecho, este año comparte a Jesús con más personas. ¡No dejes que este año se te vaya sin hablarles a otros de Jesús!

21. Sé más organizado en tu tiempo.
Este año 2015 trae 525960 minutos y ¡cada minuto cuenta! Seamos honestos, en el 2014 hubo minutos, e incluso horas y días que pudiste haber aprovechado mejor tu tiempo. Hoy en día es muy fácil perder el tiempo por tantos avances en tecnología. Sin embargo, por otro lado, hoy en día hay muchas formas de ayudarte a poder organizar mejor tu tiempo. Adquiere una agenda tradicional o digital, usa calendarios, usa alarmas, ponte metas de tiempo etc. El tiempo que pierdas en este 2015 no lo recuperarás jamás, así que haz que cada minuto valga al medir en qué y con quién usas tu tiempo.

22. Escucha más y habla menos.
En este 2015 proponte dejar de apresurarte en responder, sino en aprender a escuchar. Aprende a escuchar a la naturaleza en vez de vivir la vida apresuradamente. Aprende a escuchar a otros cuando estén hablando en vez de apresurarte para responder o apresurarte en pensar cómo discutir con esa persona. Mejor aún, aprende a escuchar a Dios y a no apresurarte en tus peticiones y en tus necesidades. Escuchar vale más que hablar así que haz el hábito de silenciarte y escuchar completamente.

23. Pasa más tiempo con alguien mas sabio y más grande que tú.
En la vida no lo sabes todo y una de las mejores formas de aprender a vivir mejor la vida es por medio de alguien que ya ha vivido y pasado por donde estás ahora. Incluso en Proverbios 4 aprendemos acerca de recibir sabiduría de los ancianos. Tómate un café con alguien que admiras y con más experiencia que tú, visítalo con frecuencia y pregúntale qué debes saber y aprender de su sabiduría a tu edad. Salmos 90.12 dice «Enséñanos a contar nuestros días para que podamos recibir sabiduría». ¡Acércate a alguien que ha vivido más días que tú!

24. Ora con mayor calidad.
¿Por qué no proponerte un tiempo de oración más extendido durante este año? Ya sea orando mínimo 30 minutos al día dividido en secciones de 10 minutos. Por ejemplo, orar 10 minutos al levantarte, luego en el dia otros 10 y antes de acostarte otros 10 minutos. También sería fantástico que te designaras algún lugar específico para orar, esto te ayudará a concentrarte mejor y cuando hay un lugar reservado específicamente para orar, le das más importancia a esta actividad. Si hay algo que deberías mejorar este año es aumentar la calidad de comunicación con Dios, al final tu año se rige de Sus propósitos.

25. Sueña más, sueña en grande
¡Se vale soñar! lo que no se vale es que dejes tus sueños en el olvido. A mí me encanta soñar y echar a volar la imaginación. Proponte soñar más en este 2015 y asegúrate que tus sueños sean respaldados por Dios. Sueña más grande y sueña más seguido. ¿Te imaginas qué hubiera sido de Apple si se hubieran conformado con el iPod? Hoy en día no habría iPhone, iPad e incluso el Apple Watch que sale este año. ¡Así tu tienes un gran potencial que puedes alcanzar al soñar! No dejes la creatividad y nunca dejes de soñar este año. Empuja los límites en todas las áreas de tu vida y pase lo que pase sigue soñando más y sigue soñando en grande.

Pues bien, ahí tienes estas 25 metas que son excelentes resoluciones más alcanzables de lo que piensas. Ahora escoge cual o cuáles puedes mejorar. Todas son grandiosas, pero si quieres ser exitoso escoge algunas y de esas que escojas, no las abandones en todo el año.

Deseo que tu año sea prosperado. Que Dios abra camino hacia las bendiciones y que Su respaldo, fuerza y fortaleza te acompañen en todo lo que emprendas. Espero que al final del 2015 puedas hacer un análisis de los últimos 12 meses y puedas haber mejorado en alguna de estas áreas de la vida mencionadas arriba.

¡Feliz año 2015!

Con cariño,

—Alekz

Acerca del autor
Alekz Aminadab Mundo

Soñador activo, luchador incansable. Comunicador apasionado en radio, periódico y televisión. Soy persistente y determinado, no me doy por vencido con facilidad. Mi misión es inspirar a una nueva generación de personas a soñar más, luchar más y lograr más. Me encanta el teatro, la naturaleza, la música y la ciencia.