A Dios sea la gloria

Escrito el 09/09/2016 - 3:44pm Por Carlos Hernández Zamora

a-dios-sea-la-gloriaHa pasado un mes que terminaron los Juegos Olímpicos y pude ver muchas reacciones.  La cara de la victoria de los ganadores contrastaba con la de tristeza de los perdedores. Muchos deportistas se esforzaron al máximo por ser los mejores. En la disciplina futbolística, Brasil ganó la medalla de oro. Los titulares de los diarios deportivos destacaron la hazaña de Neymar y sobre todo cuando en un cintillo lucía un mensaje: «100%  cristiano». Esta situación incomodó a muchos ya que según el reglamento deportivo, nadie debe exhibir ningún tipo de mensajes cristiano. Sin embargo este jugador famoso al llegar a la cima, le dio la honra y gloria al Todopoderoso.

Es una característica muy notable en la conducta humana, pasamos por muchas vicisitudes y de repente Dios nos saca del desierto o del lodo cenagoso y nos olvidamos de decirle gracias a Dios. En la cultura popular es una costumbre muy común, estamos perdiendo la cortesía del agradecimiento y creemos que nuestros éxitos se deben al esfuerzo propio.

Los personajes de la Biblia como Nabuconodosor y Herodes cada uno de ellos, viviendo en diferentes épocas, lograron escalar grandes posiciones en la historia, rodeados de fama, poder y riquezas vivieron una vida alejada de Dios. Nabuconodosor se ensoberbeció y llegó al grado de exaltarse. Según su visión, él creyó que todo lo que tenia era producto de su inteligencia, de su poder, pero todo se vino a bajo cuando recibió de Dios un castigo, fue degradado a condiciones infrahumanas hasta que reflexionó dándole la gloria al Altísimo.

Otro caso particular es el de Herodes, quien se dejó ovacionar por la adulación del pueblo:«Voz de dios y no de hombre» y al instante cayó muerto comido por gusanos. Y si leemos la vida de los diferentes reyes de Israel y Judá descubrimos que solo una pequeña minoría temió a Dios.

No todo está lleno de desagradecimiento, hombres como José, Daniel, Josué, David, Salomón, Moisés y otros llegaron a la cima y nunca se olvidaron de darle los créditos a Dios.

¿Cuantas oportunidades tenemos en la vida en las cuales nuestro egocentrismo nos impide reconocer que el éxito depende de Dios?  El produce en nosotros una actividad de sacrificio y esfuerzo que genera expectativas de triunfo pero bajo la poderosa mano de Dios.

La clave de estos hombres que no negaron la gloria al Creador, fue que en cada uno de sus proyectos contaron con la dirección divina. Lograron establecer un diálogo frecuente con los profetas para escuchar la respuesta adecuada, la exhortación precisa y el arrepentimiento contrito cuando estaban equivocados.

Hoy nuevamente «Onda Exclusiva» ha sido nominada en« Explolit 2016» dentro de las revistas digitales más importantes  del mundo cristiano y eso se debe a la gracia divina que ha permitido que un grupo de compañeros haga su mejor esfuerzo para lograr la calidad. Nuestro agradecimiento a Dios Todopoderoso porque nos ha dado la oportunidad de que cada artículo de las diferentes secciones de esta revista digital sea una de las preferidas de los respetables lectores que nos dignan con su espacio de tiempo  para conocer el accionar cristiano tanto en la parte musical como evangelístico y de reflexión espiritual.

El trabajo sigue adelante y se convierte en una dedicación constante, donde con el consejo oportuno de los compañeros se logra amalgamar una serie de capacidades espirituales, morales e intelectuales para ponerlas al servicio del divino Creador y del inmenso grupo de lectores.

Llevo un año aproximadamente de estar aquí y  mi agradecimiento a Dios y a  todos ustedes, compañeros y lectores por su apoyo constante y por darme la oportunidad de ser parte de «Onda Exclusiva»

«Grandes cosas ha hecho Jehová, estaremos alegres» Salmos 126:3

A Dios sea la gloria.

 

 

Acerca del autor
Carlos Hernández Zamora

Educador de generaciones, orientado al estudio de la literatura y lenguas extranjeras. Me agrada escribir cuentos y ensayos. Creo en las capacidades de las personas para salir adelante. Analítico en las problemáticas sociales. Constante en el estudio, pues sé que un pueblo educado es un ente libre de la ignorancia. Aficionado a la tecnología, lector activo y participativo de la Biblia. Bloguero de Onda Exclusiva en la sección de «vida cristiana» y «acción social».