«A paso de elefante»: Fiel testimonio de una sobreviviente del huracán Katrina

Escrito el 14/08/2013 - 10:25am Por David Rodríguez

Para Elsie Méndez, una de las sobrevivientes del huracán Katrina, no ha sido fácil poder salir del dolor, la ruina y la incertidumbre después de haberlo perdido todo, incluso seres muy queridos.

De allí que la escritora, conferencista y evangelista Méndez abra su corazón a los lectores a través de su estremecedor testimonio relatado en su nuevo libro «A paso de elefante».

a-paso-de-elefante-elsie-mendez

a-paso-de-elefante-elsie-mendez

 

La autora explica cómo pasó del la tristeza, la desesperanza, el llanto y la angustia al éxito, la victoria y el triunfo de la mano de su Salvador Jesús; a quien conoció hace más de 20 años.

“Me gusta enseñar, y tengo la misión y necesidad de llevar un mensaje de fe y esperanza”, asegura Méndez, al tiempo que viaje por el mundo llevando el mensaje de salvación usando como herramienta su testimonio de dónde salió y a dónde Dios la ha llevado.

“Creo en la belleza y el poder del espíritu humano y su potencial. Me encanta ver a la gente triunfar… ¡no hay nada mas inspirador! Creo en tu espíritu y en la humanidad”, expresa la evangelista y comunicadora, quien además señala que su misión en la vida es “inspirar, motivar y conectar”.

Elsie Méndez, nativa de Colombia, se ha desempeñado como productora y presentadora de programas para radio y TV, y actualmente es  Directora General y fundadora de la revista Vocero USA Magazine, el periódico semanal Vocero News y la radio digital VoceroRadio.com.

Descubramos más sobre esta talentosa y valiente mujer  através de su testimonio plasmado en su libro «A paso de elefante» editado por la casa editora Unilit.

Acerca del autor
David Rodríguez

Amante de la palabra escrita (periodista), progresista, luchador social, dado a la verdad y la justicia, soñador, amante de Dios y protestante ¡hasta en mi ADN! Descanso en esta Palabra: ¡Él hace añicos las puertas de bronce y rompe en mil pedazos las barras de hierro! Sal. 107:16. ¡Dios Es Bueno!