Carta al adicto pornográfico

Escrito el 06/06/2015 - 12:19pm Por David Mejía

adicto pornograficoSé que han pasado ya muchos días, quizás meses y hasta años, y no logras ver cambios en tu vida y mucho menos en tu sexualidad. Y es que la pornografía se te ha metido en algún lugar de tu mente y corazón. En algún lugar donde le has permitido se sienta cómoda. Ha venido a llenar un vacío en tu interior. Ha llenado ese espacio que debería ser de esa mujer que te ama, ese espacio que debería ser para aquellos que hoy haz sacado de tu vida. Y es que ya no hay espacio para muchos. Tu adicción te ha llevado a correr riesgos incalculables. Riesgos que corres cada vez que te vuelves un consumidor masivo de material triple X. Cada mañana te ves al espejo y te preguntas, ¿Podré superar esto?, ¿Podré ser libre algún día de esta atadura sexual que me envenena las venas?

Cada vez sientes que las fuerzas son pocas, que las estrategias para cambiar se te agotan, que ya no hay más salida. Sientes que ya no tienes esperanza.

Y es que vencer una adicción duele, no es fácil, no es algo que se consigue de la noche a la mañana, toma mucho esfuerzo, sacrificio y valentía. ¡Sí! valentía para levantarse cada mañana con una firme convicción en tu mente y en tu corazón de no fallar.

¿Y si vuelvo a fallar?

Tienes que tener en cuenta que si caes otra vez, te tienes que  volver a levantar. Como lo hiciste  la primera vez. Tú no naciste para vivir derrotado, tú naciste para elevarte por encima de las adicciones, y de todo lo que te hace ser una persona anónima y cobarde, que busca placer virtual, estando oculto tras un monitor.

No desperdicies las horas de tu vida, recuerda que la vida es muy corta para desperdiciarla siendo un consumidor pornográfico. Es tiempo de tomar decisiones fundamentales en tu vida. Tiempo de caminar siendo un hombre y una mujer que tienen una consciencia limpia. Hombres que pueden ver a las mujeres sin ninguna perversión, sin tener que desnudarlas con la mirada.

¡Soy el único con este problema!

Imagino que te has dicho esto en alguna ocasión, y has pensado que eres un monstruo lujurioso que jamás cambiaras. Pues déjame decirte que la adicción pornográfica tiene atrapada a millones y millones de personas alrededor del mundo. Es una gigante que no mide edad, estado civil, religión ni estatus social. Arrasa con todo lo que mira a su paso. Se mete de la forma más sutil en tu vida. Quizás solo la comenzaste a ver “por información” pero te has dado cuenta que ahora no puedes vivir sin ella. Es como droga a tu sangre. Es como una medicina a tu soledad.

Y es que al ver esas actrices pornográficas siempre sonriendo, siempre disponibles para ti, te hacen pensar que te esperan a cada anochecer, para que te acuestes en tu cama, y encerrado en tu habitación, comiences a deleitarte con sus cuerpos esculturales. Aunque de forma virtual. Porque quizás eres como los miles de hombres que jamás pagarían por placeres sexuales de una prostituta, porque quizás debes mantener una imagen y una posición pública. Pero pasas horas y horas consumiendo basura virtual en tu teléfono móvil.

La sociedad te necesita

Vivimos en una sociedad que pide a gritos hombres y mujeres que hablen de pureza sexual. Hombres y mujeres que estén dispuestos a ir en contra del mensaje que recibimos a diario. El mensaje de “Hazlo a tu manera” o “Vive tu vida” y es por culpa de ese mensaje que hoy en día nuestros jóvenes tienen la mente saturada de información errónea.

Es momento de levantarse y edificar donde otros destruyeron. ¿Quieres formar parte de esa generación?

Necesitas Un Plan de Acción

Así como un soldado se entrena para la batalla, así mismo tienes que tener un plan de acción, un plan de batalla cuando las granadas de sexualidad vengan hacia ti, necesitas responder con valentía ante su ataque.

¿Qué puedes hacer?

  • Se cuidadoso de lo que tus ojos ven
  • Si consumes pornografía en tu teléfono, sería una buena idea quitarle el servicio de internet (Por lo menos durante un mes), ¡te aseguro que podrás sobrevivir sin internet!
  • Comenta con otro hombre tu problema, que sea sabio y prudente y veras que como tú, hay miles de hombres luchando con este habito
  • Bloquea tu computadora a cualquier acceso a páginas pornográficas

Con estos pasos no te aseguro la victoria, pero estoy convencido que si pones de tu parte, estarás dando un paso firme en tu lucha por la libertad sexual. Pelea por tu pureza, tus hijos te lo agradecerán

Acerca del autor
David Mejía

Líder de jóvenes, emprendedor y comunicador hondureño, enfocado en restaurar vidas que han sido atrapadas por las redes de la pornografía, exponiendo a través de las redes sociales cuales son las consecuencias que trae su consumo. Creador de «No más adicciones» el cual ha ayudado a miles de jóvenes, con consejos prácticos, a la luz de la Palabra de Dios, motivándolos a seguir peleando la batalla por su pureza sexual. Bloguero de Onda Exclusiva en la sección de «relaciones» y «vida cristiana».