Comenzando un nuevo año

Escrito el 02/01/2017 - 8:40pm Por Carlos Hernández Zamora

 


Comenzando-un-nuevo-ano-1Estamos al comienzo de un nuevo año, lleno de sueños e ilusiones. Para cada uno de nosotros es una gran oportunidad para comenzar nuevos proyectos y continuar con los otros. Un nuevo año nos presenta una reciente oportunidad para fortalecer nuestras debilidades y optimizar nuestro máximo potencial para seguir avanzando en la escalera del éxito.

Todas las personas tratan de prepararse de la mejor manera para recibir el año nuevo. Realizan una serie de actividades tradicionales que refuerzan los buenos augurios: algunos deciden por comerse cierta cantidad de uvas, otros, deciden elaborar un pichingo de trapo que lo rellenan con muchos explosivos para reventarlo justo a las 12 de la medianoche o la preparación de comidas de la ocasión que generan una nostalgia para los familiares que se han ido a otros países y por supuesto el alto grado de alcohol que es la causa de la mayoría de accidentes de tránsito.

¿Qué debemos hacer para este año?

*Debemos olvidar lo que queda atrás. El pasado se simboliza mediante una serie de piedras que cargamos. Cada una de ellas, representan nuestros fracasos, problemas y debilidades. Cada vez que recordamos experiencias críticas, nos esclavizan y por lo tanto, no se puede avanzar. Dios nos reta para que no sigamos viviendo una vida orientada en los principios de la esclavitud y la depresión. Cuando volvemos atrás, retrocedemos en nuestro caminar diario. Al igual que la mujer de Lot, quedamos paralizados en medio del trayecto hacia la salvación. Olvidemos pues todo lo que queda atrás.

comenzando-un-nuevo-ano-2*Extenderse a lo que está adelante. Un nuevo año genera una serie de expectativas que deben canalizarse para orientarlas a metas ya sea a corto y largo plazo. Empezamos una carrera y tenemos que enfocarnos en un blanco. Los deportistas están acostumbrados a seguir un blanco. Un atleta continúa en la carrera hasta llegar a la meta, no importa, si fue el último, lo sobresaliente es no quedarse en el camino.

*Mantener una comunión estrecha con el Señor. La mejor manera de conocer a Dios es acercándose. Él ya lo hecho, ideó un plan de acercamiento a tu vida para poder redimirte del pecado y de la condenación. Entre más cerca estés de Jesucristo más fortalecida será tu vida. Tanto la lectura devocional como la oración y el ayuno son una clave esencial para luchar contra todo tipo de tentaciones que tienen como objetivo mantenernos fuera de combate. En Romanos 8:35:

«¿ Quién nos separará del amor de Cristo? La lista de respuestas es grande: Tribulación, o angustia, o persecución o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?» La lucha por sobrevivir es fuerte y aunque somos vencidos a veces por insignificantes circunstancias, debemos estar de pie. Dios demanda una actitud de compromiso constante para seguir adelante.

comenzando-un-nuevo-ano* Ordenar nuestra vida. El primer versículo de la Biblia dice: «La tierra estaba desordenada y vacía». Todo el contexto donde se presenta este versículo, desarrolla una serie de sucesos que se gestaron para ordenar la tierra, desde los astros hasta culminar con la elaboración del hombre. En todo esto observamos como la mano de Dios lograba desaparecer el desorden y el vacío. Aplicando este principio a nuestra vida, hemos sido castigados por los efectos del pecado, ya que todas las áreas del ser humano han sufrido, el desorden y el vacío espiritual. La exhortación divina en el Salmo 50:23 «… y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios.» intensifica el deseo divino por manifestar su plan de salvación en la humanidad. Cuando un hombre o una mujer deciden arreglar su vida, vienen de la presencia del Señor, tiempos de refrigerio y por lo tanto: se produce una relación espiritual fortalecida por su gracia y misericordia.

*Mantener una actitud constante de transformación. La vida del cristiano está en constante lucha. La visión de la filosofía del mundo bombardea constantemente la santidad espiritual del creyente.

Vivir una vida bajo la influencia de un estilo cambiante, provocará inestabilidad espiritual y su efecto corromperá los cimientos de la fe y la sana doctrina. En el Romanos 12:2: «Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente…» ¿Qué tipo de evangelio estamos presentando a nuestros familiares, vecinos y compañeros de trabajo? ¿Se ajusta a los principios del modelo cristiano o se basa en el modelo del mundo? Dios nos invita a mantenernos fieles en medio de tantas distracciones, de tantas concesiones que se nos facilitan para vivir una vida cristiana conforme a las corrientes seculares. El cristiano debe mantenerse alerta, dejar que la presencia del Espíritu Santo escudriñe nuestro comportamiento con el objetivo de seguir el buen camino y ser una luz para los que están en la oscuridad.

ano-nuevo*Deleitarse en el Señor. ¿Cuánto tiempo dedicamos al servicio de la obra del Señor? Hay tantas actividades que podemos realizar fuera y dentro de la iglesia. Actividades que cuando se realizan con devoción fomentan un espíritu de gozo y alegría. El secreto está en el desempeño de nuestros deberes de tal forma que encontremos un punto para sentir satisfacción por el cumplimiento de las obligaciones asignadas y no proceder como el siervo inútil que no pudo explotar sus potenciales para incrementar su talento. El deleite secular es pasajero y va a encaminado a satisfacer necesidades sociales pero cuando tú decides, deleitarse en el Señor, experimentas una liberación de todo aquello que busca oprimirte y es entonces cuando tienes un canto nuevo, cuando experimentas el poder de Dios en tu vida y tienes por delante un nuevo panorama. No debemos de olvidar que fuimos hechos para ser adoradores de nuestro Padre Celestial.

El año 2017 ha comenzado y Dios desea bendecir tu vida. Recuerda que no eres un accidente en la gracia de Dios, eres una pieza valiosa y El desea que seas prosperado en todo. Adelante y gózate en sus promesas divinas.

Acerca del autor
Carlos Hernández Zamora

Educador de generaciones, orientado al estudio de la literatura y lenguas extranjeras. Me agrada escribir cuentos y ensayos. Creo en las capacidades de las personas para salir adelante. Analítico en las problemáticas sociales. Constante en el estudio, pues sé que un pueblo educado es un ente libre de la ignorancia. Aficionado a la tecnología, lector activo y participativo de la Biblia. Bloguero de Onda Exclusiva en la sección de «vida cristiana» y «acción social».