«Dios puede hacer todas las cosas nuevas en tu vida»

Escrito el 06/01/2014 - 9:06am Por Lucero Ayala García

Dios puede hacer

Todos, absolutamente todos; tenemos un pasado. Por ejemplo: en cuanto a relaciones, existe alguien que forma parte de nuestro pasado, pero también probablemente nosotros formamos parte del pasado de alguien más.

Muchas veces cuando uno empieza a tratar a alguien, más o menos ya conoce parte de su historia por ejemplo: con quien ha salido, quien fue su anterior pareja, quien le gustaba o a quien le gusta ahora, si es divorciado (a); con quien se casó, si tiene hijos, etc, y la parte que no conocemos luego luego la queremos investigar, comenzamos a querer saber más y más e indagar en el pasado de la persona que nos interesa. Y no es que esté mal; pues cuando hay intención de relacionarse con alguien, o ya estás dentro de una relación, uno debe de conocer mejor a la persona con la que se está buscando una amistad o probablemente desea pasar el resto de su vida.

Pero el problema es cuando comenzamos a mencionar nombres y a dar más detalles de lo debido; sobre todo cuando hubo cierta intimidad! Sinceramente, no sé porque muchos lo hacen y quienes lo han experimentado no me dejarán mentir. Eso en lugar de traer bendición a la relación, la mayoría de las veces la afecta terriblemente! Porque cuando ya tienes una relación con determinada persona si no estás muy firme ó maduro espiritualmente, no sabrás como manejar toda la información que te den. (Debes ser muy cuidadoso en saber  a quién le abrirás tu corazón)

Para algunos es difícil luchar con la idea de que la persona que amas, la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida tal vez ya no es virgen o se relacionó con la persona que más mal te cae, o que es divorciada o que tuvo muchas parejas, etc, etc, etc.

Probablemente enfrentarás una batalla constante en tu mente que no te dejará pensar claramente, ni tratar como se debe a tu actual pareja. (tal vez ya la estés viviendo) O tal vez sientes que tu novia, o novio, no acepta el pasado que te tocó vivir y eso realmente te está doliendo. O quizás te encuentres en la situación de que ni tú mismo (a) puedes perdonarte por haber entregado tu corazón o tu cuerpo antes de tiempo a alguien que ni siquiera lo valoró y te sientes como que no mereces estar con nadie más, que ya no hay oportunidad para tí; o que nadie puede tomarte en serio y aceptarte con todo y lo que has vivido.

Pero una cosa jamás debes olvidar y es que Dios puede redimir tu pasado o el de tu pareja. Si la persona con la que estás o deseas relacionarte en un futuro ama a Dios, ha rendido su vida y su corazón completamente a Dios, y tuvo un verdadero arrepentimiento; el Señor ha hecho nuevas todas las cosas en su vida y ya Dios no se acuerda más de ese pasado, por duro, fuerte, doloroso, incluso vergonzoso que haya sido. Pues Dios tiene el poder de hacer todas las cosas nuevas en nuestra vida. Dice su Palabra en 2 Corintios 5:17 «De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.» De ahí la importancia que te asegures de estar con una persona que ame a Dios y tenga las mismas convicciones que tú. La persona que ama no reprocha mucho menos cuando sabe que Dios ya restauró la vida de la persona amada. Dios puede hacer nuevas todas las cosas en tu vida, Dios puede restaurarte, es necesario que busques a Dios, que abras tu corazón con él y que le entregues todo ese pasado que tal vez ha estado siendo como una carga muy pesada sobre tus hombros. El dolor, la decepción, la tristeza inunda tu vida y no te permite afirmar tu esperanza y tu fe. Dios hoy quiere reconstruir tu fe, que ya no te aferres al pasado, para que puedas renunciar a la culpa y a esos pensamientos que el enemigo ha traído para hacerte creer que no vales nada, que ya no hay oportunidad para tí, que nunca nadie te aceptará por todo lo que has vivido, que nadie te merece, o que tu no mereces una nueva oportunidad porque ya las desaprovechaste todas.

Hoy Dios quiere decirte que te ama, que te perdona, que si tu estás arrepentido y te acercas nuevamente a Él; no te rechaza, no te condena, te dice que Él puede, desea restaurarte y redimir tu pasado. Que tu vida puede ser nuevamente como una hoja en blanco en la que Él comenzará a escribir una nueva historia si tú se lo permites. Te dice que si hay una nueva oportunidad para tí! ¿Que dices? ¿Aceptas?

Dios te bendiga y siga soplando aliento de vida sobre tí!

Acerca del autor
Lucero Ayala García

Discípula de Jesús. Ministro de Alabanza. Conductora de "Mensaje Especial" en MDJ radio. Creadora de "Solteros-Esperando En La Promesa" Me gusta escribir todo tipo de reflexión. Creo que cada cosa o circunstancia en nuestra vida tiene una enseñanza así que me gusta profundizar en cada una de ellas y compartirla con otros. Aprovecho al máximo el uso de las redes sociales pues utilizada correctamente es una herramienta poderosa para poder evangelizar e impactar y bendecir a otros.