El evangelista más influyente, Billy Graham, ha muerto a sus 99 años de edad

Escrito el 21/02/2018 - 7:57am Por Alekz Aminadab Mundo

El evangelista cristiano, Billy Graham, murió justo antes de las 8 a.m. este miércoles 21 de febrero en su hogar en Montreat, Carolina del Norte a sus 99 años de edad.

Considerado como uno de los predicadores más influyentes del siglo XX, Graham fue un consejero de confianza para todos los presidentes de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. Muchos lo llamaron durante sus tiempos más problemáticos.

«Mi único propósito en la vida», comentó Graham, «es ayudar a las personas a encontrar una relación personal con Dios, que, creo, se logra conociendo a Cristo».

La salud de Graham había estado disminuyendo durante muchos años. En 1989, fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson. Sufrió huesos rotos, episodios de neumonía y otras enfermedades durante sus últimas décadas.

Su hijo Franklin Graham publicó esta declaración en Twitter:

Una vez le preguntaron a mi padre, Billy Graham: «¿Dónde está el cielo?» Él respondió: «¡El cielo es donde está Jesús y voy a ir con Él pronto!» Esta mañana, a la edad de 99 años, partió de este mundo a la vida eterna en el cielo, preparado por el Señor Jesucristo, el Salvador del mundo, a quien proclamó por casi 80 años. Será extrañado por nuestra familia, sus colegas, socios fieles del ministerio y, sí, muchos en todo el mundo. Pero qué alegría tiene de ser recibido por Dios el Padre, y reunirse con mi madre en la presencia de Jesús que habla paz a las almas eternas.

¿Que hay de ti? Cuando te vayas de este mundo, ¿sabes con certeza dónde pasarás la eternidad? Puedes saber esto hoy. Jesús dijo: «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna» (Juan 3:16). Aquel que consuela a las almas cansadas nos ha dado esta promesa: «No se turbe vuestro corazón; tú crees en Dios, cree también en mí … voy a preparar un lugar para ti … Vendré otra vez y te recibiré a mí mismo; para que donde yo estoy, allí también estés» (Juan 14: 1-3).

William Franklin Graham Jr. nació el 7 de noviembre de 1918 en Charlotte, Carolina del Norte. Creció en una granja lechera y se comprometió con Cristo cuando tenía 15 años en un avivamiento de tiendas de campaña.

En 1939, Graham fue ordenado predicador Bautista del Sur.

Conoció a su esposa, Ruth McCue Bell, en Wheaton College en Wheaton, Illinois, en 1943, donde obtuvo su título B.A. La pareja se casó más tarde ese año. Tuvieron cinco hijos, 19 nietos y muchos bisnietos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Graham comenzó a ganar reconocimiento por su predicación en los Estados Unidos y Europa. En 1949, celebró su primera «Cruzada» en Los Ángeles, California.

Durante décadas, Graham viajó por todo el mundo predicando y llamando a personas a Cristo en más de 185 países.

Llegó a aproximadamente 215 millones de personas a través de sus «Cruzadas» y otras apariciones públicas y cientos de millones más a través de canales de medios, según la Asociación Evangelística Billy Graham. Fundó la organización en 1950. Ahora es dirigida por su hijo Franklin.

Graham fundó Christianity Today, una popular revista evangélica, en 1955.

Y es autor de más de 30 libros. El último, «Donde estoy: el cielo, la eternidad y nuestra vida más allá», se publicó en el 2015.

En la década de 1960, se negó a hablar a audiencias segregadas.

«El suelo al pie de la cruz está nivelado», dijo una vez, «y toca mi corazón cuando veo a los blancos de pie hombro con hombro con los negros en la cruz».

Fue considerado amigo cercano del Dr. Martin Luther King Jr.

«De no haber sido por el ministerio de mi buen amigo, el Dr. Billy Graham, mi trabajo en el Movimiento por los Derechos Civiles no habría sido tan exitoso como lo ha sido», dijo King una vez.

El ex presidente George W. Bush le dio crédito a Graham por ayudarlo a dejar de beber alcohol cuando era joven.

Después del 11 de septiembre, dirigió un servicio nacional de oración en la Catedral Nacional de Washington el 14 de septiembre de 2001.

El predicador dinámico era conocido por sus citas inspiradoras que abarcaban generaciones de seguidores.

Estas son algunas de sus frases famosas:

“La verdadera grandeza no se mide por los titulares que una persona ordena o la riqueza que acumula. El carácter interno de una persona—los valores y compromisos morales y espirituales subyacentes—es la verdadera medida de la grandeza duradera.” —”Just as I Am”(1997)

“La vida puede ser más dulce y más gratificante a medida que envejecemos si poseemos la presencia de Cristo. Las puestas de sol son siempre gloriosas. Es Cristo quien agrega colores, gloria y belleza a los atardeceres del hombre.”—”Respuestas a los problemas de la vida” (1998)

“La fuerza secreta de una nación se encuentra en la fe que reside en los corazones y hogares del país”. —”Día a día con Billy Graham” (2011)

Permaneció activo en sus 70 años antes de retirarse en el 2005 después de su cruzada final en la ciudad de Nueva York. Los últimos años de Graham los pasó en su casa de montaña, donde él y Ruth criaron a sus hijos. Ruth murió en 2007.

Graham recibió numerosos premios, incluida la Medalla Presidencial de la Libertad. En 1996, Billy y Ruth recibieron la Medalla de Oro del Congreso.

«Cuando Ruth y yo recibimos este premio, sabemos que algún día lo pondremos a los pies de aquel a quien buscamos servir», dijo Graham en la ceremonia.

Billy Graham estará en reposo en la Biblioteca Billy Graham por lo menos 2 días a partir del lunes 26 de febrero. La línea se abrirá al público de las 8:00am a las 10:00pm. Después de su funeral, Billy Graham será sepultado junto a su esposa Ruth al pie del pasillo de ladrillo en forma de cruz, en el Jardín de Oración, al lado noroeste de la Biblioteca Billy Graham en Charlotte, Carolina del Norte.

Acerca del autor

Soñador activo, luchador incansable. Comunicador apasionado en radio, periódico y televisión. Soy persistente y determinado, no me doy por vencido con facilidad. Mi misión es inspirar a una nueva generación de personas a soñar más, luchar más y lograr más. Me encanta el teatro, la naturaleza, la música y la ciencia.