El poder de la oración

Escrito el 07/02/2016 - 3:09pm Por Edric Sánchez Méndez

“Oré al Señor, y él me respondió me libró de todos mis temores, los que buscan su ayuda, estarán radiantes de alegría; ninguna sombra de vergüenza les oscurecerá el rostro en mi desesperación oré, y el Señor me escuchó y me salvó de todas mis aflicciones”. Salmo 34:4-6

El salmista David cantó al Señor este salmo donde la oración es la única respuesta ante las aflicciones y problemas de cada persona, es cierto que en el mundo se presentaran diferentes aflicciones pero Dios nos enseña a confiar en sus promesas , a través de la fe lo imposible se hace posible para que adoremos a Jesús por sus bondades.

Cuando los desafíos se presentan como grandes gigantes, inclusive como torres fortificadas para vencerlas se vuelve tan escalofriantes que el ingenio, la audacia y el valor se vuelven nada y probablemente el miedo reiné y fracasemos, al pedirse el socorro y la ayuda de Dios, él nos responde, la victoria se vuelve un hecho y Dios cambia las circunstancias que se ajustan a su voluntad para oracdarnos la salida.

Ninguna bendición añade tristeza, Dios alegra el corazón después de atravesar el desolado camino, muchas veces al caminar por el desierto se encuentra un manantial u oasis y se reposa en ese lugar para descansar del largo trayecto. Igualmente, se supone que el gigante cayó, los muros fueron derribados, los obstáculos no prevalecieron así como: la injusticia, el dolor, el menosprecio, la traición, el desosiego y la mentira, no ganaron ante aquellos que confiaron jamás fueron avergonzados.

Ningún problema es más grande que Dios, a medida que cada persona es procesada por las circunstancia él las galardonará con un futuro mejor, a nadie le gusta ser probado, de hecho cuando todo va bien se acostumbra a depender del yo, y Dios se vuelve un amuleto, olvidando que todo la creación depende de su poder y sólo el conoce el camino de las personas hasta llegar cumplirse su destino en la tierra.

Lo que no se pide o se deja de orar será ventaja para que los problemas ganen, distanciándonos de Dios, el propósito que él quiere es uno que sea dichoso disfrutando de sus bendiciones, se vive en un mundo totalmente caído por la maldad que sin Jesús serán ventajas para alejarnos de su bondad a pesar de eso la mejor opción para vencer no será por nuestras propias fuerzas sino por la oración.

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor
Edric Sánchez Méndez

Venezolano, comunicador, periodismo, sueño hacer todo lo relacionado en los medios de comunicación cristiana, amo la música que adore a Jesús, la lectura es mi mayor hobby.