El tiempo es oro

Escrito el 29/10/2013 - 9:55pm Por Diego Carrasco

tiempo es oro

“Todo tiene su tiempo”. (Eclesiastés 3.1) 

El tiempo es único. Si hay un incendio y pierdes tu casa, puedes volver a reconstruirla, si el banco quiebra y pierdes tu dinero depositado, puedes volver a generar ese dinero, si tu mascota muere puedes buscar otra, podríamos enumerar unos cuantos ejemplos. 

Pero si el tiempo del que dispones lo malgastas o pierdes,…lo lamentarás tremendamente! Porque el tiempo desperdiciado, el tiempo perdido se ha ido para siempre.

Salomón nos menciona que para cada cosa en la vida hay tiempo, y que una persona sabia sabrá darle el tiempo y la manera debida a cada tema. “Todo tiene su tiempo”, así lo dijo el sabio.

El éxito y el fracaso en la vida de las personas esta determinado el gran parte por el buen o mal uso que hacen del tiempo. No es exitoso el que corre más rápido, ni el que tiene más fuerza, ni el más capaz, ni el que mas distinciones tiene, sino aquel que sabe hacer buen uso, un correcto uso del tiempo! Eclesiastés 9.11 nos dice que todos tenemos el mismo don de tiempo y oportunidad.

Esas mismas 24 horas diarias están disponibles para todos, flacos y gordos, altos y bajos, rubios, morochos o colorados, pobre o rico, trabajador o perezoso, etc. Es un regalo que Dios nos da a todos, sin hacer distinción.

Y como el tiempo es algo que Dios nos ha dado, nosotros tenemos que reconocer que él es el más indicado para decirnos cómo debemos utilizarlo.

¿Cómo vamos a decidir qué debemos hacer primero y qué debemos dejar para después? La buena mayordomía del tiempo consiste en priorizar las actividades de la vida que nos son más importantes, asignándoles sus respectivos tiempos u horarios a medida que pasan los segundos, los minutos, las horas, los días, los meses y hasta los años.

El tiempo es oro; por lo tanto, debemos ser muy cuidadosos en cómo lo invertimos. ¿Tiene usted suficiente tiempo? Si responde con un no rotundo, está haciendo eco a la respuesta de la inmensa mayoría. En cualquier profesión, en cada uno de sus rangos, si usted hace una encuesta de opinión, noventa y nueve de cada cien individuos le responderán: “No me alcanza el tiempo para hacer todo lo que se espera de mí”.

La realidad del tiempo y el desafío de aprender a invertirlo de la manera más efectiva determinará la calidad de nuestra vida. Recuerda: El éxito o el fracaso en tu vida está determinado por el uso que hagas de tu tiempo. Que tengas un día híper bendecido!

 

 

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.