El Valor del Tiempo, el Poder de la Unidad –

Escrito el 21/08/2019 - 8:35am Por Diego Carrasco
|
Categorizado en:
168

“Sin pérdida de tiempo, el Faraón salió en su carro de guerra para perseguir al pueblo de Israel, seguido por todos los carros de guerra de Egipto, seiscientos en total, y otros más conducidos por los oficiales egipcios”. (Éxodo 14. 6 y 7, NBV)

Faraón no quiere tu libertad, Faraón no desea tu bienestar, Faraón lo que busca es que termines creyendo y aceptando todo aquello que él te propone. Cada vez que intentes ser Libre, el enemigo buscará que vuelvas nuevamente a la Esclavitud, esa es su meta con tu vida: Que vivas solo para sus propósitos. Mira y presta atención a sus declaraciones: “¿Cómo hemos hecho esto de haber dejado ir a Israel, para que no nos sirva?”

Lo primero que quisiera aclarar es que no siempre la Liberación que necesitamos tiene que ver con alguna manifestación demoníaca, a veces, necesitamos Liberación de nuestra errada manera de pensar, de hábitos destructivos, de malas conductas, de religiosidad, etc.

El sistema faraónico que rige en este mundo, tiene muy en alto dos valores que, contrariamente, la Iglesia subestima o descuida. Ellos son: 1) El Valor del Tiempo. 2) El Poder de la Unidad.

Cuando descubrió que Israel había salido o intentaba salir de Egipto, sin perder el tiempo el Faraón se dispuso a volver a esclavizarlos. Tiene muy en claro el objetivo que persigue con tu vida, no te desea libre, te quiere atado, esclavizado, oprimido, etc. El tema es que muchos cristianos no logran entender que ese es el enemigo contra el que luchan, contra un enemigo despiadado, malintencionado, que solo desea tu esclavitud, opresión, etc.

Mis queridos, tenemos que comprender definitivamente que el enemigo de nuestras almas no pierde el tiempo a la hora de ejecutar su plan de destrucción sobre tu vida, la de tu familia, la del pueblo de Dios, etc. El enemigo no solo no pierde el tiempo, si no que además, ¡no está jugando!

Este enemigo de nuestras almas, sabe que le queda poco tiempo, y entonces, en intentos desesperados por alcanzar sus objetivos, intenta que una gran mayoría de personas despilfarren su tiempo, lo desperdicien en cuestiones vanas, sin sentidos, carentes de profundidad, etc. Los distrae de sus propósitos, para meterlos dentro de los suyos, espero que puedas comprenderme…

Piensa por un momento. ¿De qué manera usas el tiempo del que dispones? ¿Cuáles son tus prioridades? ¿Qué indica tu agenda? Revisa en que estás invirtiendo tu tiempo, puede que allí radique el porqué de tus NO logros…

Lo otro IMPORTANTE que Faraón conoce es el Poder que reside en la Unidad, en el trabajo en equipo.

“6 Y unció su carro, y tomó consigo su pueblo; y tomó seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos”.

Faraón  no salió solo a perseguir a Israel, y es porque conoce el Poder que reside en el trabajo en equipo. Pregunto. ¿No será por esa razón que busca siempre la división y la falta de Unidad en la Iglesia? ¿No será este el motivo por el que intenta separarte de la Iglesia? Porque además de conocer el Poder que reside en la Unidad, es consciente del Potencial que hay en el Cuerpo de Cristo, en el Pueblo de Dios. Ver Éxodo 1. 9 y 10 –

“9 He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros. 10 Ahora, pues, seamos sabios para con él, para que no se multiplique, y acontezca que viniendo guerra, él también se una a nuestros enemigos y pelee contra nosotros, y se vaya de la tierra”.

El enemigo es consciente de lo que puede suceder si el Pueblo de Dios permanece unido, por eso constantemente busca que se levante división, enojo de unos contra otros, malestar, etc. Por eso, mientras él no pierde el tiempo a la hora de cumplir con su Plan, muchos colaboran con él haciendo un mal uso de su tiempo y de sus prioridades.

Por eso, mientras el enemigo conoce bien el poder de la Unidad, muchos en lugar de ser Uno con sus hermanos, se alejan del Cuerpo, lo fragmentan, lo dividen, le restan fuerzas, etc, facilitando de esa manera la tarea del Faraón de volver a esclavizar, distraer y dispersar a todo un pueblo.

¡Sé libre del sistema faraónico, aprovecha bien tu tiempo, valóralo, y mantente unido a tus hermanos! Te bendigo…

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, Acompañante Terapéutico, Profesor de Música y Defensor de la Vida. Casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.