Elecciones en México 2018: voto cristiano

Escrito el 04/06/2018 - 10:30am Por Ingrid Ibarra

Votos elecciones mexico

Para tratar el tema de las elecciones en México y cuál sería la forma de actuar responsablemente como ciudadanos mexicanos, pero también del cielo. Podemos decir que haremos patria votando y edificaremos a la iglesia, uniéndonos.

A nivel latinoamérica  compartimos muchas características además de un par de idiomas. México no es la excepción en cuanto a su dependencia con lo que algunos llaman el Norte Global. Los intereses monetarios están estrechamente ligados a los gobiernos porque en un rasgo de  injusticia, se han sobreexplotado los recursos naturales de los pueblos que fueron los conquistados por las naciones y culturas colonizadoras. Podríamos hablar que este es un fenómenos de la economía internacional que sigue siendo un factor importante. Por otra parte hablemos de los elementos sociales dónde los medios de comunicación en innumerables casos convierten el servicio social de informar (generalmente de forma sesgada), en un negocio altamente rentable . Sin olvidar hacer mención de los factores socioculturales nocivos como lo son desintegración, pobreza, carencia de identidad dentro de las características familiares, educativas y aún comunitarias. Dichos fenómenos lamentablemente también han alcanzado a la comunidad cristiana de México.

Votos elecciones mexicoHablando de la práctica de la fe cristiana, bien pudiera dividirse su avance en al menos en cinco regiones donde el progreso del evangelio es elevado, emergente, lento o moderado. Lo cual sirve para entender las diferencias en el nivel de conocimiento de las escrituras y las convicciones bíblicas. Estas últimas son tan importantes porque en torno a ellas se construyen constantemente las prácticas cotidianas que permean la cultura de pueblos enteros.

En este periodo de elecciones en México hay mucho en juego. El 1 de julio además de elegir presidente los mexicanos votarán por candidatos a gobernadores, un jefe de gobierno, alcaldes, concejales, regidores, juntas municipales, sindicaturas, senadores y diputados locales y federales. Además habrá algunos factores que nunca antes se habían presentado: la lista nominal de electores es de 89 millones de personas, el más alto de la historia;11 millones de jóvenes por primera vez votarán, nunca hubo tantos jóvenes como hay ahora y según expertos nunca en generaciones futuras este fenómeno se repetirá; 12 millones de millenials son también posibles votantes.

Más allá del poder, puestos y cargos o sumas exorbitantes de dinero, lo que está en juego es la bendición o maldición de un país con 127.540.423 personas. Que Dios ama.

No es nuevo el entorno confuso respecto a qué candidatos apoyar y aún mucho más  por quién votar. Cuando la presión aumenta, la inteligencia disminuye y se vuelve más complicado lograr acuerdos.

Sin embargo Dios no se ha rendido con su pueblo, de muchas formas está esperando y actuando para que a través de su iglesia, su reino sea establecido. Por eso la invitación es: actuar en amor hacia la nación por medio del clamor en unidad que pide y establece la voluntad del cielo desatada en el territorio y autoridades.  La segunda invitación es acompañarnos hacia la madurez espiritual unos con otros sin importar las denominaciones teniendo como base la palabra de Dios, votando por quien Dios nos revele a cada cristiano  mexicano en nuestra vida devocional personal, y pidiendo que sea él quien mueva el corazón del pueblo de México para que vote por el candidato que no represente y defienda ideas que traigan maldición sobre maldición a nuestro país, al ignorar la ley de Dios, sino por el contrario la justicia comience a ser una realidad en esta nación.

El papel de la fe en el desarrollo es sumamente visible, algunas de las certezas del siglo XX están siendo cuestionadas. En lugar de la disminución prevista en la religión, en la mayor parte del mundo en desarrollo, ésta está aumentando. Muchos se están dando cuenta de que los enfoques del materialismo secular pasado no han logrado ofrecer esperanzas de cambio. La fe está una vez más en el candelero. Hay evidencia creciente de que las comunidades de fe hacen una contribución significativa al desarrollo.[1]

Finalmente es bueno aclarar que definitivamente la apatía del pueblo Cristiano hacia los temas de política no debe continuar, pues sin importar posturas todos vivimos bajo la influencia de las decisiones que otros, la gente de gobierno y autoridad están tomando. Nuestra responsabilidad es orar conforme a la palabra de Dios, no causar con nuestras acciones división, unirnos, enaltecer las convicciones bíblicas, votar y sí así Dios lo permite levantar generaciones de líderes, políticos y gobernantes llenos de sabiduría divina. #OraTuVoto

Nota* Dios bendiga a todos y cualquier ministerio que esté asumiendo su responsabilidad en oración como lo es el caso de www.pormexico714.org

[1] Revista RYPC

Acerca del autor
Ingrid Ibarra

Corresponsal de Onda Exclusiva en Hidalgo, México. Amante de las palabras, pero enamorada del Maestro. Comunicóloga, amiga, editora, curadora de contenidos, mortal pero inmortal.