«Engañoso corazón»

Escrito el 27/03/2014 - 10:55am Por Lucero Ayala García

Engañoso corazón

La Palabra de Dios nos advierte en Jeremías 17:9 que: «Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso…»  Pero… ¿Realmente comprendes cual es el significado de engañoso y perverso?!

Engañoso quiere decir que te hace creer algo que no es verdad. Que se niega a admitir que algo o alguien está mal. Ejemplo: Tú novia, o novio, prospecto para esposo (a) el chico o chica que te gusta, tiene defectos, tal vez grandes defectos pero si tu no vives en la verdad de la Palabra de Dios tú no podrás mirar más allá de lo que tu corazón te quiere hacer creer. Todos lo ven, todos te lo dicen, todos te advierten pero tu corazón te induce a engañarte. 

Perverso quiere decir que actúa con crueldad por placer. El corazón te puede llevar a actuar de manera cruel con los demás y hasta de manera inmoral. Cuídate y mantente alerta no sea que te estés enamorando de alguien egoísta que lo único que hace es pensar en él o en ella misma sin considerar tus emociones. Cuídate de no dejarte llevar por lo que te dicta el corazón pues tu mismo corazón te podría traicionar! Que increíble que el corazón pueda actuar de esta manera, no es cierto?! Pero es una realidad por ello es que al corazón le cuesta tanto trabajo perdonar e incluso cuando alguien le ofende lo primero que quiere hacer es desquitarse, sin importar, sin pensar lo que la otra persona pueda sentir. Se deja llevar por los impulsos carnales más que por la razón e incluso la misma voluntad de Dios.

Ten cuidado! El amor no debe ser ciego! No te dejes deslumbrar, no te creas mentiras que tu propio corazón te ha hecho creer solo por el hecho de sentirte a gusto. Y esto no tan solo en el área sentimental pero si en cualquier área en la que requiera tomes algún tipo de decisión.

Sé sensible a la voz del Espíritu Santo cuando te dice: Si! Cuando te dice: No! Cuando te dice: Espera! Cuando te dice: Cuidado! Cuando te permite ver cosas que tu sabes no son leales.  No te dejes engañar,  si tu ya te diste cuenta que algo está mal, no hagas como que nada está pasando, no dejes que tu corazón te haga engañarte a ti mismo (a).

Y especialmente si estás enamorado (a), recuerda que el amor no es ciego; el corazón es engañoso! Piensa muy bien que es lo que deseas para tu futuro cuando esa persona en la que estás interesado (a) no está amando a Dios por sobre todas las cosas ni tiene las mismas convicciones que tú. No sea que tu engañoso corazón te lleve lejos de lo que alguna vez soñaste y Dios ya tiene preparado para tí y tengas que vivir consecuencias dolorosas.

Acerca del autor
Lucero Ayala García

Discípula de Jesús. Ministro de Alabanza. Conductora de "Mensaje Especial" en MDJ radio. Creadora de "Solteros-Esperando En La Promesa" Me gusta escribir todo tipo de reflexión. Creo que cada cosa o circunstancia en nuestra vida tiene una enseñanza así que me gusta profundizar en cada una de ellas y compartirla con otros. Aprovecho al máximo el uso de las redes sociales pues utilizada correctamente es una herramienta poderosa para poder evangelizar e impactar y bendecir a otros.