Entrevista con Josh Urias y la presentación de su nuevo disco «8:28»

Escrito el 27/08/2013 - 11:24am Por Alekz Aminadab Mundo

josh uriasJosh Urias estuvo recientemente con Alekz Aminadab Mundo en el programa Expansión Musical y para Onda Exclusiva compartiéndonos acerca de su vida, su nuevo álbum musical y próximos planes y proyectos. A continuación te presentamos la entrevista.

Escucha la entrevista aquí 

Comenzamos preguntándole a Josh, quien nació en Guatemala, Guatemala cómo fue que inició su pasión por la música a lo que nos respondió: «Bueno Alekz te comento que todo empezó gracias a mis papás. Mis papás son pastores, pero antes de ser eso, fueron directores de alabanza. Yo nací en el país de Guatemala y al llegar a los Estados Unidos a Nueva York pasamos una situación económica muy difícil y recuerdo que en la casa no había juguetes. Lo único que había era una guitarra y mi papá me enseñó a cantar. Cuando él iba a sus ensayos en el grupo musical de su iglesia, yo lo acompañaba y ahí fue donde ellos comenzaron a descubrir el talento que Dios me había regalado. Y fue durante esas experiencias donde yo me enamoré de la música y donde tuve un encuentro personal con Jesús».

Josh, ¿alguien más de tu familia toca algún instrumento musical, canta o se ha dedicado a la música al igual que tú?
«Sí, toda la familia está envuelta en la música. La mayoría de mis primos son directores de alabanza en sus congregaciones. Tengo primas que tocan la batería, el piano y una de mis hermanas está en el coro de la iglesia y la otra también canta. Mi papá también es un buen bajista, lo tengo que decir también pero a él ya no le gusta cantar porque dice que cuando yo canto dice que comienzo a criticarlo que no canta al tiempo, entonces necesita practicar un poco más (risas). Todos estamos muy envueltos en la música». 

josh uriasJosh, ¿Aproximadamente a qué edad tus papás descubrieron tu capacidad hacia la música?
«Fíjate que mi mamá dice que fue como a los cuatro o cinco años que yo tenía la habilidad como de escuchar una canción y que al mismo tiempo la comenzaba a cantar, y eran canciones difíciles. Entonces así fue que comenzaron a descubrirlo y después no me podían callar (risas)».

Josh, ¿Seguiste con la guitarra o te dedicaste a cantar?
«Me dediqué al canto y hasta ahora es que estoy comenzando a levantar la guitarra. Pero me concentré en el canto, en la voz.  Esperemos que lo estemos haciendo bien». 

Josh, ¿Hay alguno otro instrumento musical que te llame la atención a parte de la guitarra?
«Yo creo que el piano sería el siguiente en la lista después de la guitarra. Y hasta incluso creo que me gustaría tocar el saxofón porque que gusta bastante». 

josh uriasJosh, ¿cuál es el significado y propósito de tu nuevo álbum «8:28»?
«Bueno, el “8:28” viene representando a Romanos 8:28 en la Biblia dice que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien. Entonces fue un proceso por el que yo tuve que pasar para llegar hasta este punto. Durante todo este proceso fue donde Dios comenzó a depositar las canciones en nuestros corazones y por eso decidimos llamarlo “8:28” porque al final de este capítulo vimos que todo lo que tuvimos que llorar, todas esas noches donde recibimos ataques del enemigo, nos ayudaron para ser de bendición. Esa fue la razón por qué le pusimos “8:28”. Te comento que siempre el sueño fue hacer un disco, pero siempre pensé que iba a ser algo que iba a suceder, no sé a los 28 años, los 26 etc. ahora tengo 22 años. Quería estudiar algo después de la “high school” (preparatoria) y circunstancias no me dejaron tener la carrera que yo quería. Las puertas se comenzaron a cerrar para lo que yo quería hacer y pues Dios comenzó a abrir puertas para hacer un disco. Yo no tenía planes para hacer el disco entonces estaba con mucha duda como negándome y entonces cuando ya no eran puertas sino portones los que se estaban abriendo, dije “bueno esto es lo que Dios quiere que haga entonces me voy a enfocar en el disco”. Fue un proceso de tres años que nos tomó para hacer el disco, escribir las canciones, los arreglos de las canciones. Yo nunca tuve esa desesperación por sacar un disco. Te comento que el productor de este disco es Onis Rodríguez. Yo nunca conocí a Onis, lo conocí por vista en un concierto de Alex Campos y al final  del concierto yo quise acercarme a la tarima para saludarlo y recuerdo que la seguridad no dejó que nadie se subiera a la tarima y me quedé con ese deseo. Y después en esa misma noche yo le dije a Dios: “Dios si alguna vez me das la oportunidad de grabar un disco, me gustaría trabajar con él”. Esto fue en el 2010. No te miento Alekz, pero como a los tres meses, un amigo me dice: “oye tengo una llamada para ti. Hay un muchacho que creo que sería genial que establecieras una amistad con él”, y yo le dije: “claro”. “Se llama Onis”, pero yo sin saber que era él mismo Onis le hablo y me dice: “Hola Josh me han hablado muy bien de ti. Me llamo Onis Rodríguez y estoy aquí para servirte”. Y cuando yo caí con el 20, dije: “Wow, Dios es demasiado bueno. Dios es fiel”. Y ahí fue como la última señal para decir: “ok vamos a hacerlo”. Y así fue que todo pasó. No tenía los contactos, no tenía nada. El único lugar donde he cantado toda mi vida ha sido en mi iglesia. Nunca he salido a cantar a diferentes partes. Siempre he servido en mi iglesia y yo creo que eso es lo que Dios honra, la obediencia cuando te mantienes estable en un lugar sirviendo».

Josh, a pesar de que no pudiste estudiar porque se te cerraron las puertas, ¿cómo te sentiste en ese tiempo?
«Te cuento que durante ese tiempo sentí como si me cortaron las alas. Alekz te digo que fue puerta tras puerta tras puerta que se me venían cerrando y yo no entendía por qué. Yo soy tan abierto porque yo quiero que la gente vea y cuando escuche mi música y diga “wow si ese chico lo hizo, yo también lo puedo hacer”. Yo pasé por esa situación, pasé por una depresión. Recuerdo que fueron ataques de tristeza, ataques de inseguridad porque yo recordaba que todos mis amigos estaban haciendo lo que querían hacer y trabajando por sus sueños y logrando cosas y yo no. Y yo no podía, no era que no quería, solo que Dios no estaba abriendo esa puerta que necesitaba.  Exactamente por eso dice la Palabra en Romanos 8:28 que todas las cosas obran para bien, pero lo que nadie dice es la segunda parte que dice para todos aquellos que hacen conforme a Su voluntad. Y ahí fue el clavo que yo me dí porque yo desperté y dije: “bueno no estoy haciendo la voluntad de Dios y por eso todas las cosas no me están saliendo bien”. Cuando yo comencé a pasar tiempo con Dios, cuando yo comencé a pasar  tiempo de rodillas y dije: “Dios, ¿qué es lo que Tú quieres que yo haga? ¿cuál es mi propósito en la vida?”. Cuando yo comencé a invitar a Dios a mi vida, a encargarse de todo mi mundo fue cuando yo comencé a ver el éxito en mi vida».

josh uriasJosh, háblanos de los estilos musicales del disco.
«Bueno en el disco se escucha un poquito de todo, pero está bien centrado en lo que es el pop. Encuentras el pop fusionado con música electrónica, hay dubstep, baladas y se concentra en el pop-rock, eso es lo que está».

Josh,  ¿El nuevo álbum «8:28» va dirigido hacia alguna audiencia específica?
«Pues cuando hicimos el disco, nunca hicimos como una línea diciendo: “ok, esto es solo el público que queremos alcanzar”. Yo creo que el disco está muy juvenil, pero yo creo que todo mundo es joven, hasta los viejitos de cien años que son jóvenes (risas) pero son letras frescas y de mucha esperanza. Entonces creemos que vamos a alcanzar al público fuera de las cuatro paredes de la iglesia. Entonces si es nuestro deseo alcanzar a los jóvenes que están en la iglesia, a todos aquellos que necesitan un mensaje de esperanza, un mensaje de restauración. Eso es lo que creemos que las canciones van a ministrar, pero también son canciones fuertes que creemos que las personas que no conocen de Jesús, puede ser un material que les puede agradar».

Josh, cuéntanos de tu experiencia grabando la participación especial con Lilly Goodman.
«A mí me fascina hablar de esto porque Lilly ha sido una bendición a mi vida. A mi me regalaron su primer cassette cuando tenía 10 años, su música me ha ayudado en los momentos donde pasaba dolor y angustia. No me vas a creer, pero la amistad comenzó en Twitter y en Facebook. A veces la gente piensa que son contactos de mucho tiempo, pero no. Mandándole “mensajitos” fue como empezó la amistad. Fue un privilegio poder cantar con Lilly. Yo la había invitado hace un año para participar en el disco y me había dicho que no podía por cuestiones de compromisos. Entonces había descartado esa posibilidad. Hace un año hubo un huracán Sandy por aca y me llamó para ver cómo estaba y me dijo: “Josh yo esta canción la quiero cantar” y le dije: “sí, sería genial” y me dice: “no, no, no, pero grabarla” y cuando me dijo eso, yo empecé a brincar como no tienes idea, como un niño, como un bebé que le dan un regalo. Se me salieron las lágrimas y esa fue otra señal que Dios estaba abriendo puertas. Fue una bendición poder grabar con Lilly y conocerla más personal. Es una muchacha que me inspira a ser una persona mejor, con su esposo son gente lo más sencillo que yo he conocido, gente que vive lo que canta y vive lo que predica».

Josh, sabemos que todas las canciones de «8:28» fueron escogidas muy cuidadosamente, pero ¿cuál es una canción que consideras especial en tu vida y que nos puedes contar un poco más de su historia?
«Esa pregunta está difícil (risas). Pero mira hay una canción que hasta el día de hoy no la he podido cantar en vivo porque me saca las lágrimas y es la última canción en el disco y se llama “Inevitable”. Mi mamá pasó por un periodo de enfermedad y yo estuve en Orlando grabando la voz y tuve que viajar y mi mamá estaba muy mal. Recuerdo que mi hermana me llamó y me dijo “Josh mi mamá se puso bien mal y no se qué hacer, tengo miedo”. Obviamente me conmovió mucho el no poder estar en ese momento con mi mamá porque me necesitaba y exactamente colgando el teléfono tuve que grabar esta canción. Yo recuero que comencé a cantar y hasta cambié la letra de la canción. Entonces yo creo que todas las canciones las canté con sentimiento pero esta canción fue muy especial en el momento que la grabé y yo creo que puede tocar a muchos corazones porque habla de que nada ni nadie nos podrá separar del amor de Dios. El amor de Dios puede sanar heridas, puede sanar enfermedades, puede sanar cualquier cosa. Entonces yo creo que esta es una de las canciones que más significado tiene para mí».

josh uriasJosh, ¿Cuáles son los próximos planes?
«Bueno en un mes vamos a esta filmando el próximo videoclip para presentar el próximo sencillo que estará saliendo como a la primera semana de octubre. Después vamos a estar dando unos conciertos en Estados Unidos y después en otras ciudades. Te puedo decir que se está grabando un “remix” de la canción “8:28”, no te puedo decir con quién aún. Entonces vamos a tener ahí un invitado especial que va a hacer algo con nosotros. Te prometo darte ahí la exclusiva cuando salga».

Josh, ¿Qué le dices a todos nuestros amigos que nos escuchan/leen?
«Me encantaría decirles a todos los jóvenes que todo es posible para el que cree. Dios quiere que actives tu fe. Que trabajes por lo que quieres y Dios te va a respaldar. Él lo ha hecho conmigo y de la nada Dios puede hacer mucho. Así que no te preocupes, solo pon a Dios sobre todas las cosas. Primero busca Su reino, pasa tiempo con Él y vas a ver que todas las bendiciones van a comenzar a perseguirte».

Josh muchas gracias por compartirnos estos minutos donde pudimos charlar un poco más acerca de este disco y también acerca de tu vida. Vamos a seguir apoyándote en la gira, próximos planes y ministerio. «Me parece perfecto. Ha sido un placer compartir contigo y todos los oyentes. Espero que no sea la última vez», culminó Josh.

Sigue a Josh en Facebook y en Twitter. Adquiere su nuevo disco «8:28» a través de iTunes.

Acerca del autor

Soñador activo, luchador incansable. Comunicador apasionado en radio, periódico y televisión. Soy persistente y determinado, no me doy por vencido con facilidad. Mi misión es inspirar a una nueva generación de personas a soñar más, luchar más y lograr más. Me encanta el teatro, la naturaleza, la música y la ciencia.