Pastores como Jesús

Escrito el 19/05/2015 - 9:57pm Por Diego Carrasco

Pastor - Oveja

En este post quiero compartirte tres aspectos del liderazgo de Jesús, un liderazgo al que todos debemos aspirar e imitar.

1) “Yo soy el buen Pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen”. (San Juan 10.14) Lo primero que quiero mencionar en esta reflexión es la importancia que tiene el mutuo conocimiento que debe existir entre el pastor y la oveja, para que el pastoreo sea efectivo.

La verdad es que quien pastorea debe RELACIONARSE con aquellos que forman parte de su rebaño, de otra manera será literalmente imposible que ese conocimiento del que venimos hablando se establezca. Este es el primer principio: Principio RELACIONAL.

Veo a muchos pastores correr de un lado a otro, intentando alcanzar los objetivos que se han trazado, y eso está perfecto; los veo ir de congreso en congreso y eso está muy bien, el punto es que puedes hacer todo aquello pero sin dejar de hacer esto otro que venimos mencionando.

Tu gente necesita conocer quien es su Pastor, qué piensa, qué siente, etc, y eso no significa que se perderá autoridad, por el contrario, las personas podrán ver a un hombre de carne y hueso, un hombre que también tiene sus luchas, que también ríe y llora, etc, y por supuesto, tú como Pastor necesitas conocer a tus ovejas, ¡no puedes ignorar este aspecto del vínculo relacional!

Hay tareas que tú puedes delegar como Pastor, pero este punto te compete a ti. Me sorprende cuando veo gente que no ha sido pastoreada, sino por el contrario, ha sido manipulada por quien debió cuidarla. Me sorprende cuando veo pastores encerrados en sus oficinas tal magnates de la fe, sin vincularse con quienes le han dado el privilegio de que sea su Guía.

Estimado Pastor, estimado Líder, despójate de todo miedo e inseguridad que pueda impedirte que te relaciones correctamente con quienes están a tu cargo, solo así ellos tendrán la oportunidad de conocerte y de que los conozcas. Jesús no tuvo miedos de ningún tipo, Él se relacionó personalmente con sus discípulos, ellos lo vieron llorar, lo vieron entristecerse, lo vieron enojarse y lo vieron ministrando, sin embargo, ellos siempre tuvieron en alta estima al Maestro, nunca lo menospreciaron por mostrar su lado más humano.

Cuanto más las ovejas conocen a su Pastor, más confianza tienen en Él y menos chances de ser engañadas existen. No me digas que no tienes tiempo, no me digas que no puedes, establece un plan, prográmalo, diséñalo, ¡pero hazlo!

2) “…y pongo mi vida por las ovejas”. (San Juan 10.15) El Buen Pastor es aquel que sabe que debe darle a la oveja todo de sí, no solo en lo que a alimentación respecta, sino que también el Buen Pastor sabe que deberá cuidar sus ovejas, aún exponiendo su propia vida.

El Señor Jesucristo dijo unos versículos anteriores al citado lo siguiente: “Yo soy el Buen Pastor, el Buen Pastor su vida da por las ovejas”. (San Juan 10.11) Este Principio es el Principio de la ENTREGA, tiene que ver con la renuncia a sí mismo con el objetivo de lograr el completo bienestar de otros.

Mi estimado amigo, si tienes un grupo de personas a tu cargo debes saber y tener muy presente que ellas esperarán todo de ti, y tienes que saber que “no puedes fallarles”. Es decir, sin duda que como seres humanos cometeremos errores pero esos errores no pueden ser groseros, ¿me explico?

Recuerda lo siguiente: Tú estás allí para servirles y no para que ellos te sirvan a ti, y el servicio implica darlo todo sin esperar nada a cambio, ¡no lo olvides!

La máxima muestra de esta entrega que mencionamos la hallamos en la vida de Jesús, quien por amor a la humanidad se entregó, despojándose de todo aquello que pudiera estorbar su propósito, la razón por la cual había dejado el cielo y caminaba sobre la tierra como un simple mortal más. No estimó el ser igual a Dios como algo a lo que pudiera aferrarse, al contrario, se humilló hasta lo sumo, y luego, después de haber experimentado todo lo que experimentó, vino la recompensa a su vida.

Mi querido amigo, las recompensas por nuestro servicio vienen luego de que hayamos desarrollado bien nuestra labor, no antes, mientras tanto, persevera, permanece, sé fiel, etc.

3) “…y nadie las puede arrebatar de mi mano”. (San Juan 10. 29) Considero a este principio como Principio de COBERTURA. ¿Qué es o significa Cobertura? Esta palabra significa lo siguiente: “Se le denomina Cobertura a todo lo que va por encima de algo, a primera instancia, una cobertura es colocada sobre algo con el fin de proteger o cumplir cierta función la cual estará magnificada dentro de cierto resguardo”.

¡Qué interesante es esta definición! Hay otro texto bíblico que nos dice que nosotros estamos en el hueco de la mano de nuestro Señor, y que de allí nadie nos podrá quitar. Hoy en día se habla mucho de cobertura, hay muchos hombres en diferentes sitios del Planeta ofreciendo “cobertura” a quien la necesite, pero el asunto es: ¿a qué se refieren cuando mencionan la palabra Cobertura?

Mi querido lector, Jesús nos esta diciendo que una de las características que no puede faltar en la vida del Pastor es la de ser cobertura a sus ovejas. El Pastor debe brindarle protección a sus ovejas de aquello y de aquellos que vienen contra ella para engañarla, robarle, destruirla, matarla, etc.

Es tu deber proteger a esa oveja, a ti te fue confiada y tú rendirás cuenta por ella. Lo dijo el Señor: “Mi Padre me las dio”, es decir, no son tus ovejas, te fueron entregadas para que las cuides, las cubras y guardes de peligros y de ladrones.

Estimado Pastor, Líder, hoy más que nunca se necesitan Pastores según el corazón de Dios, no mega estrellas, sino gente que sea capaz de entender el privilegio que le fue conferido y que sea fiel en su cumplimiento. ¿Serás tú uno de ellos? Dios quiera que sí.
¡Que tengas un día híper bendecido!

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.