Llevo más de 10 años siendo director de alabanza de la iglesia a la cual asisto; y durante ese tiempo he visto cosas muy curiosas, decepcionantes,...