“Por tanto, Id y Haced…” fue el mandato del Maestro a los suyos, un tiempo antes de partir al cielo. Dos palabras que definen a la perfección la...

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que...