Amado y odiado, esperado y rechazado, muchos siguen su ejemplo sin saberlo y más allá de las convicciones religiosas, su vigencia es innegable incluso...

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter