No esperaba llegar hasta aquí, no esperaba levantarme una vez más, no creía que Dios quisiera perdonarme otra vez, y es que mi pecado me había quitado...

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter