Date prisa La orden era rápida. No había tiempo que perder. Una sonrisa de triunfo se dibujaba en su rostro. La emoción lo atrapaba y mientras...

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter