Todo llega

Escrito el 01/09/2015 - 9:21pm Por Diego Carrasco

TODO LLEGA

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su Hora”. (Eclesiastés 3:1)

Es importante poder entender este tema: que todo en la vida tiene su tiempo. En ocasiones solemos preocuparnos en exceso por todas aquellas cosas que no tenemos, nos concentramos demasiado en ellas en lugar de valorar y disfrutar aquello que sí tenemos, y hacernos a la idea de que aquello que aún no logramos, mañana lo obtendremos, ¿entiendes?

Es cuestión de tiempo. ¿Cuánto? No lo sé, en el caso de Ana le llevó años y nueve meses más. El ser humano vive en un estado de constante disconformidad consigo mismo, nunca está conforme y feliz con lo que tiene; y en ocasiones sólo se da cuenta del valor de las cosas o personas cuando ya no las tiene, cuando las ha perdido.

Te propongo que tomes lápiz y papel, y anotes todas aquellas cosas que sí tienes, vas a darte cuenta de que tienes muchísimas más cosas de las que tú imaginas. Dale valor a esas cosas, no sea que tal vez mañana te des cuenta que ya no están.

La depresión surge en muchos casos, por no valorar lo que tenemos y darle una dimensión exagerada a lo que no tenemos, a lo que nos falta. Esa es una actitud incorrecta.

Tienes que aprender a pensar en positivo, con fe, es decir, programarte para alcanzar mañana lo que tal vez hoy no alcanzaste. Eso es ser una persona positiva, alguien que constantemente apuesta a llegar a sus sueños, metas, objetivos, etc, siendo consciente de que con Dios todo es posible, que todo se puede alcanzar si Dios forma parte de tu vida.

Quiero terminar con esto. Cuando afirmo que de algo débil, puede nacer algo fuerte tiene que ver con lo que Dios es capaz de realizar en la vida de todas aquellas personas que se entregan en sus manos sin importar su condición y esperan en él, tal como lo hizo Ana. ¿En qué área de tu vida hay debilidad? ¿En tu familia, en tu economía? ¿Con tus hijos, con tu cónyuge? Tú bien sabes cuál es, identifícala y trabaja sobre ella.

Tengo buenas noticias para ti hoy: Dios puede transformar todo a tu alrededor siempre que así lo quieras; de un área débil Dios puede hacer algo que termine bendiciendo a mucha gente; ¡Sí, leíste bien! ¡Dios puede!

Por lo tanto, te animo a que te concentres de otra manera en esa área, no reniegues de ella, no la maldigas más, empieza a verla bendecida por Dios.

Dependerá de tus ganas de ver concretado tus anhelos, sueños, metas o proyectos, etc, ¿entiendes? Una vez más te animo a que pienses en eso que deseas; míralo bien, enfócate en él, mírate en él, concentra toda tu energía. Quiero que observes conmigo este versículo. Mira atentamente lo que dice 2º Corintios 4:17.

“Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria”.

La Biblia Para Todos, traducida al Lenguaje Actual dice así: “Las dificultades que tenemos son pequeñas y no van a durar para siempre. Pero gracias a ellas, Dios nos llenará de gloria que dura para siempre, una gloria grande y maravillosa”.

¿Estás entendiendo lo que deseo transmitirte? Si puedes cambiar tu manera de ver las situaciones que vives, empezará a cambiar tu vida también; si cambias tu manera de pensar en relación a lo que estás experimentando entonces estarás listo para que algo nuevo comience en ti. A partir de este instante, dile adiós a la desesperanza, a la depresión, y abrázate a la fe, a las posibilidades de algo mejor.

¡Que tengas un día híper bendecido!

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, Acompañante Terapéutico, Profesor de Música y Defensor de la Vida. Casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.