Vive sin límites

Escrito el 14/04/2015 - 9:36pm Por Diego Carrasco

SIN LIMITES

“Y a Aquel que es Poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros”. (Efesios 3:20)

¿Sabes por qué hay personas que siempre están igual, que a veces tú las has dejado de ver por años y cuando te reencuentras con ellos, siguen dando vueltas en la misma calesita? Porque viven limitadas.

El suministro de Dios para nuestras vidas no tiene límites.  Los recursos de Dios no tienen límites porque son sobrenaturales. Dice Efesios, en palabras del Apóstol Pablo, que Dios es Poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que hemos pedido o podamos entender. No dice algunas cosas, dice todas las cosas. Eso habla de algo ilimitado, como es Dios. Pero tu capacidad de recibir tiene un límite si te has acomodado y te has acostumbrado. Recuerda esto: Te acostumbras, te limitas.

Tienes que saber que cuando tú oras debes orar en base a lo ilimitado de Dios y no conforme a tu capacidad limitada de recibir. “Señor, si soy digno dame un autito, con que tenga cuatro ruedas me basta” ¡No! Porque eso va a ser lo que recibirás si pides así. A eso estás limitando a Dios con tu oración. ¿Y si Dios tenía preparado para usted un Mercedes Benz? Nunca te acomodes a lo limitado. No debes mirar las cosas conforme a lo natural porque lo de Dios no lo produce el mundo.

Gente que se acostumbra al fracaso cuando Dios los pensó para que sean vencedores, hombres y mujeres que se acostumbraron a la soledad cuando el plan de Dios es que puedan hallar su pareja y formar luego su propia familia. Mujeres que se han acostumbrado al maltrato de su pareja, cuando la Biblia especifica que deben ser tratadas como vasos frágiles, hombres que se viven en una constante deshonra de parte de sus mujeres porque ellas han olvidado de honrar y acompañar a ese hombre que está a su lado, y así podríamos seguir con los ejemplos.

Cuando José estaba como esclavo desnudo, dice la Biblia que era varón próspero y luego vino su manifestación porque dice que todo lo que hacía iba prosperando. Tú sabes que estás bendecido para ser de bendición,… ¡y muy bendecido! Lo que tienes que recibir es lo que viene de Dios. Dí: ¡Si lo de Dios no tiene límites entonces voy a derribar todo lo que se levante contra el conocimiento del Dios de la abundancia con el poder de la Palabra de Dios!

Tú puedes contener sólo aquello que tienes capacidad para recibir.  Si aprendió a ser humilde según la religión, cuando no se manifieste todo lo de Dios tendrá que justificar por qué sucedió eso. Hay yugos del enemigo que se están destruyendo porque viene abundancia de sabiduría de todo lo bueno que Dios tiene para nuestras vidas. Recíbelo con confianza porque viene de Dios y es justamente lo que dice en su Palabra.

Recuerda: Dios no tiene límites, no le pongas tú límites a Dios. Pregunto. ¿Qué has estado pidiendo en este tiempo a Dios? ¿Cómo has estado pidiendo? Revisa bien este aspecto, y cámbialo, corrígelo si es necesario.

Dios tiene mucho más de lo que has visto hasta hoy, tal vez lo de ayer fue bueno, pero Él ha preparado algo más para hoy, y mañana traerá lo suyo. No te acostumbres, o de lo contrario, estarás limitándote,… y limitando a Dios.

¡Que tengas un día híper bendecido!

 

 

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, Acompañante Terapéutico y Profesor de Música. Casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.