«Amor» El vínculo perfecto

Escrito el 10/10/2013 - 11:05am Por Lucero Ayala García

amor el vinculo perfecto

¿Sabías que tú eres ese maravilloso ser que Dios formó desde que estabas en el vientre de tu madre? Sí! Dios te formó, Él mismo fue moldeando cada detalle dentro de ti con todo su amor y te permitió nacer con un propósito.

Y por cuanto fuiste creado con amor, nunca debes olvidar que fuiste creado para dar AMOR. Eres esa extensión del amor de Dios aquí en la tierra.

Por un momento piensa en esto: Cuando estabas ahí en el vientre de tu madre, no había maldad en ti. Eras, noble, tierno, inocente, no odiabas a nadie, no sabías ni siquiera lo que era la envidia, ni los celos, ni la ira. Pero con el tiempo, con los golpes de la vida, con las circunstancias que has tenido que enfrentar por causa de las malas decisiones que tomaste, con las desilusiones, la traición, con el que no te hayan correspondido de la misma manera en algo que para ti era importante, el que alguien te haya rechazado o el que te hayan hecho sentir que lo que tú hiciste o dijiste no tenía importancia, con el que no reconocieran lo que haces o tal vez el simple hecho de que no te dieran las gracias por algo, todo eso tal vez ha ido provocando que tu corazón se endureciera y poco a poco fueras dejando de sentir y expresar amor.

¿Sabes algo? La gente ha dejado de creer en el amor, la gente difícilmente en estos tiempos puede mostrar sus verdaderos sentimientos por temor al rechazo, por temor a la traición o a ser lastimados.

Muchos piensan que el amor ya no existe y algunos piensan que ya solo existe pero en los cuentos o películas de amor donde todo es actuado. Yo no sé si sea tu caso, tal vez has dejado de creer en el amor.

Hoy te invito a reflexionar si en algún momento de tu vida has sentido o has notado que de pronto dejaste de mostrar amor, compasión, perdón hacía los demás.

Mira lo que dice la biblia: «Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto» Colosenses 3:12-14

Ama porque Dios te amó

El amor es el vínculo perfecto! Vínculo: es unión o relación no material, sobre todo cuando se establece entre dos personas. Ese vínculo perfecto aún existe entre Dios y tú. Dios te ama con un eterno amor. Recuerda Dios es amor y está más vivo que nunca, es más real que cualquier cosa visible que puedas tocar. Él dio su vida por ti y por mí. El mismo amor que lo que lo movió para crearte fue el mismo amor que lo llevó también a dar Su vida por ti! El amor aún existe, el amor está ahí dentro de ti. Dios lo depositó ahí con un propósito! El enemigo de Dios ha tratado de herirlo, de destruirlo, de hacer que te olvides de él, que pongas tu mirada en la ofensa, que centres toda tu atención en el dolor y en todo lo que te ha hecho sentir triste, rechazado. Quizás te ha llevado a tocar fondo a través de la depresión; haciéndote creer que nadie te ama. Pero nada de todo lo duro que hayas experimentado ha podido ni podrá apagar ese amor, aún permanece ahí, aún palpita fuerte dentro de tu ser, haz a un lado todo lo que el enemigo ha traído a tu vida y verás que ahí está ese maravilloso amor de Dios en lo profundo de tu corazón.

Dios te ama. Date cuenta! ¿Te has alejado de Él, de su amor? ¿Has roto ese vínculo de amor? Acércate nuevamente a ÉL, a su amor! Él espera por tí desde hace mucho tiempo.
Por mucho tiempo has estado lejos, mucho tiempo has dejado de reflejarlo a Él en todo lo que haces, has puesto como una barrera entre tú y los demás para no demostrar afecto. Te has negado a ser esa extensión de Su amor aquí en la tierra y Dios desea moverse a través de ti.

Dios desea hacer cosas grandes y poderosas a través de tu vida. Déjate usar!
Sé ese instrumento de amor en las manos del autor de la vida y del amor! Decide volver a ser ese ser maravilloso que vino a este mundo con un magnífico propósito. Ama porque Dios te ha amado, y te lo ha demostrado dando su vida por ti. Y no olvides que Dios es amor y ese es el vínculo perfecto!

Mira en este video como a través de tus acciones puedes ser un instrumento de amor y bendición para los demás.

Que Dios siga soplando «Aliento de vida» sobre ti! Bendiciones!

 

 

Acerca del autor
Lucero Ayala García

Discípula de Jesús. Ministro de Alabanza. Conductora de "Mensaje Especial" en MDJ radio. Creadora de "Solteros-Esperando En La Promesa" Me gusta escribir todo tipo de reflexión. Creo que cada cosa o circunstancia en nuestra vida tiene una enseñanza así que me gusta profundizar en cada una de ellas y compartirla con otros. Aprovecho al máximo el uso de las redes sociales pues utilizada correctamente es una herramienta poderosa para poder evangelizar e impactar y bendecir a otros.