De los secretos sexuales a las adicciones y hacia la sanidad se reflejan en la nueva película «El corazón del hombre»

Escrito el 18/01/2018 - 1:25pm Por Alekz Aminadab Mundo

el corazon del hombre

Con actuaciones de primera calidad, excelente música y cinematografía excepcional, la película «El corazón del hombre» ilustra cómo el amor de Dios está presente incluso en los momentos más oscuros en las vidas de las personas.

Tras obtener una gran recepción en su estreno en los Estados Unidos, el filme llegará a Latinoamérica a partir del 26 de enero del 2018.  La Película se exhibirá en 5 funciones especiales.

Una de las parábolas más conocidas de Jesús – descrita en el Nuevo Testamento- es la del retorno del hijo pródigo quien, tras años de llevar una vida disipada y de derroche, vuelve a casa de su padre el cual lo recibe de manera alegre y festiva. Dicha parábola alude a que la compasión es una de las formas de abrir un camino en el corazón de los hombres hacia el perdón y la redención.

Tal parábola es el punto de partida de «El corazón del hombre», donde la ficción y la realidad se entretejen para ofrecer una reflexión sobre la posibilidad de levantarse de nuevo y seguir adelante, a pesar de haber cometido o sido víctima de errores o faltas graves, que apartan todo anhelo de felicidad y traen dolor y oscuridad a la vida de las personas.

El filme fue dirigido por Eric Esau, y escrito y producido por Jason Pamer. Este dueto ya había trabajado previamente en el documental «Rape for Profit», el cual contó con la participación de la actriz Jada Pinkett Smith como productora ejecutiva. Aquell filme fue bien recibido por la crítica, al tratar con profundidad y de forma sensible el tema de la prostitución de menores. Ahora, se centran en personas que, debido a terribles vivencias o a una profunda crisis emocional, se entregaron a todo tipo de vicios nocivos vinculados al sexo.

Así, el documental recopila por un lado diversos e impactantes testimonios reales de diferentes individuos quienes, ya fuera por haber sufrido de abuso sexual o porque su autoestima estuviese dañada severamente, fueron desarrollando una inclinación patológica hacia la promiscuidad, la pornografía y aficiones similares, lo que los sumergió en una espiral de degradación y vergüenza, de la cual no creyeron poder encontrar una salida.

Sin embargo, esos testimonios también describen como, a través de ese sufrimiento y desesperación, cada uno de ellos logró vislumbrar una luz de esperanza irradiada del amor a Dios, y gracias a ello se dieron cuenta que en él residía su verdadera posibilidad de hallar un sendero que no solo les permitiera alcanzar el perdón, sino la liberación, y poder romper las cadenas impuestas en ellos por sus propias adicciones.

Este sentir queda condensado en una pregunta que el propio documental esgrime: “¿Y si tu vergüenza no fuese una barrera, sino un puente?” haciendo referencia a que, gracias a estas terribles experiencias, cada una de las personas cuyo testimonio personal forma parte vital de este trabajo, consiguió no solo descubrir un vínculo hacia lo divino, sino también el encontrar la forma de perdonar y perdonarse a sí mismos, seguir adelante con sus vidas, y reintegrarse a sus ámbitos familiares y sociales.

el corazon del hombreA la par de estos testimonios, se incluyen comentarios de reconocidos autores y líderes como el afamado novelista canadiense William Paul Young (cuya exitosa obra «La Cabaña» fue llevada a la pantalla grande en 2017), el Profesor John Lynch (uno de los escritores del libro The Cure: What If God Isn’t Who You Think He Is And Neither Are You); el Doctor en Psicología Dan Allender (autor de The Wounded Heart: Hope for Adult Victims of Childhood Sexual); y la poetisa y artista hip hop Jackie Perry Hill, entre otros, quienes a través de sus opiniones, contextualizan y matizan adecuadamente estas historias.

En paralelo al registro documental, pero al mismo tiempo entrelazándose con él, «El corazón del hombre» presenta además un relato ficticio basado precisamente en la famosa parábola del hijo pródigo, filmado en escenarios naturales ubicados en Hawaii, cuya impresionante belleza fue resaltada por la lente de los fotógrafos Domenic Barbero y Lance Kuhns. Además, la película cuenta con una conmovedora selección musical, compuesta por Tony Anderson.

En esta adaptación, el experimentado actor y guionista Robert Fleet (J. Edgar, Player) interpreta al piadoso padre anhelante del regreso de su hijo, interpretado a su vez por Justin Torrence (Z Nation), quien ha caído en las tentaciones de la carne, y se entregó a ella apartándose de su lado.

La historia esta dividida en diferentes segmentos (como La Lancha, La Mesa, La Laguna, El Acantilado, La Cueva, etcétera) en cada uno de los cuales a través de sencillas metáforas se abordan temas como la lujuria, el adulterio y la pornografía, enfatizando que, sin importar que tan sórdida haya sido la falta en que se incurrió, siempre existe una posibilidad de redención.

“Cada una de nuestras vidas refleja de una manera u otra la historia del hijo pródigo. En la búsqueda de algo más, nos alejamos del corazón del Padre, pero finalmente nos encontramos con que, su infinita gracia y la invitación a regresar a casa, siempre estuvieron presentes”, expresó Jason Pamer.

Respecto al estreno de esta obra en Lationoamérica, Arturo Allen, director de Canzión Films -distribuidora del filme-,  afirmó: “Estamos honrados de ser parte de esta película, cuyo mensaje profundo y directo tocará el corazón de miles de personas en toda América Latina”.

Para más información de fechas, cines y horarios ver aquí. De igual manera, en el sitio web  oficial de la película están disponibles algunos comentarios de quienes ya la vieron, como Marcos Witt, Alex Campos y Pablo Olivares, entre otras personalidades.

Los usuarios también tendrán acceso gratuito a un devocional y una “guía de discusión” que ayudará a las personas a explorar en su propia historia, descubrir la nueva identidad que el Padre ha creado para ellos, y a encontrar y vencer esa voz que los condena y avergüenza.

Noti-Prensa

Acerca del autor

Soñador activo, luchador incansable. Comunicador apasionado en radio, periódico y televisión. Soy persistente y determinado, no me doy por vencido con facilidad. Mi misión es inspirar a una nueva generación de personas a soñar más, luchar más y lograr más. Me encanta el teatro, la naturaleza, la música y la ciencia.