¡Libertad!

Escrito el 08/07/2019 - 8:29pm Por Diego Carrasco

libertad

“Habló Jehová a Moisés, diciendo: Di a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar hacia Baal-zefón; delante de él acamparéis junto al mar. Porque Faraón dirá de los hijos de Israel: Encerrados están en la tierra, el desierto los ha encerrado. Y yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. Y ellos lo hicieron así”. (Éxodo 14. 1 al 4, RV1960)

Recordemos que el pueblo de Israel estaba viviendo un período prolongado de esclavitud en Egipto. Ya había pasado el tiempo de José, y los faraones que vinieron luego tuvieron muy en poco lo que este hombre había realizado en favor de toda la nación egipcia y de otras naciones.

Hoy, quisiera compartirles algunos pensamientos respecto de este tema al que titulamos Libertad. Prestemos atención entonces…

1) Fuimos Creados para vivir en Libertad – Lo próximo que debemos comprender es que fuimos creados para vivir en Libertad, y se observa desde el mismo instante de la creación del ser humano. Vayamos a Génesis 2. 15 al 17.

Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”

Fuimos creados para vivir en Libertad, y Dios al hacernos así, de ese modo, al darle al ser humano el Libre Albedrío, se exponía seriamente a nuestro rechazo, pero aún así, prefirió correr el riesgo. Dios pensó, que si lo íbamos a amar, que esa decisión fuera fruto de la Libertad de Elección que el mismo había puesto en nosotros y no por una imposición divina. Al pecar, el hombre perdió su Libertad, y necesitó de un Salvador para recuperar ese estado inicial.

Gálatas 5. 1: “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud”.

Ahora bien, es nuestra responsabilidad CUIDAR la Libertad que nos ha sido otorgada, es nuestra la responsabilidad de NO USAR dicho Privilegio para hacer en otras palabras, lo que “nos da la gana”, espero ser claro en esto…

¡Seamos Sabios a la hora de ELEGIR y DECIDIR, y de esa manera estaremos cuidando nuestra LIBERTAD! Pero, ¿Qué hacer si por alguna razón, hemos entrado en alguna situación de esclavitud? Veamos…

2)  ¿Qué dice Dios sobre el asunto? – (v.1) “Habló Jehová a Moisés, diciendo:…”

Lo primero que tenemos que entender y comprender es que, para que la Liberación venga a nuestra vida, tenemos que saber qué dice Dios. ¿Que es lo que esta pidiéndome Dios que haga ahora? ¿Cuál es la directriz del Cielo en medio de la situación que me está oprimiendo y de la que quiero ser libre?, etc.

La Liberación no viene por las buenas ideas que podamos tener o descubrir, la Liberación no llega por una palabra de hombres, la Liberación en cualquiera de las áreas de nuestra vida viene cuando tú y yo escuchamos lo que Dios nos dice, y actuamos sobre la base de esa Palabra, ¡nada más y nada menos! No podremos jamás ser libres de algo en términos espirituales si no aprendemos a oír lo que Dios nos dice.

Miremos lo que dice el propio Jesús en Juan 8.32: “… y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres”.

La Verdad es la misma persona de Jesús. En Juan 14. 6, el propio Señor afirma lo siguiente: “Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.

Necesitamos conocer la Verdad escritural, porque ella nos revela la VERDAD con letras mayúsculas (JESÚS), y conociéndola podremos caminar y experimentar la verdadera libertad…

Las Escrituras nos revelan a Jesús, el único camino a la Libertad, por esa razón no menor es que ninguno de nosotros debiera dejar de tener un contacto diario con la Palabra de Dios, porque de lo contrario, caeremos nuevamente en esclavitud por desconocer los pensamientos de Dios acerca de nosotros.

Lo cierto es que, una gran mayoría de cristianos, vive esclavizado por alguna situación, algún hábito o costumbre, algún pecado, alguna tradición de la que no logran escapar, relaciones que los atan y esclavizan, etc, porque no conocen que piensa Dios respecto de eso que les toca enfrentar y cómo salir de esa opresión.

De hecho, una gran mayoría de los que están atados y esclavizados, saben por ejemplo, que deben congregarse pero no lo hacen, entonces si con esto que ya debiéramos tener superado y aprobado tenemos conflictos, ¡imaginemos lo que puede pasar por ejemplo respecto de la lectura de la Biblia! Tristemente, son muy pocos los cristianos que tienen un contacto frecuente con la Palabra viva y eficaz de Dios, ¡tristemente!

La Biblia nos permite acceder a la Mente de Dios, todo lo escrito allí nos revela lo que Dios piensa acerca de nosotros, por eso, cuando desconoces lo escrito desconoces los planes de Dios para tu vida, ¡y ello te traerá problemas!

Pregunto. ¿En qué área de tu vida estás buscando ser Libre? Debes procurar conocer la Verdad y vivirla, porque solo ella, y nadie más que ella, te hará verdaderamente libre. ¡Te bendigo!

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, Acompañante Terapéutico, Profesor de Música y Defensor de la Vida. Casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.