10 razones por qué la gente deja de ir a la iglesia

Escrito el 14/03/2015 - 10:53am Por Alekz Aminadab Mundo

razones por que la gente deja la iglesia

Una de las grandes frustraciones que he experimentado en el ministerio es mirar cómo las personas llegan a la iglesia, se emocionan por un tiempo, participan y después desaparecen. Desde el principio les dedicas amor, energía y entregas el corazón por las personas; aprendes a amarlos, convives con ellos y de repente ya no los encuentras más porque se han marchado. Aunque hay unos que se cambian de congregación (ese es otro tema), en esta ocasión me refiero a los que llegan a la iglesia y después dejan de congregarse.

¿Qué les pasa? ¿por qué se van? ¿qué les hizo dejar la iglesia? ¿por qué dejan la iglesia?

Tras analizar muchos casos similares de personas que han dejado congregaciones, he llegado a la conclusión de que la mayoría de las veces se repiten las historias y las razones.

A continuación te dejo 10 razones por qué las personas se van y desaparecen de la iglesia:

agotamiento1. Agotamiento—Este tipo de personas se presentan a la iglesia, se emocionan y se apuntan e inscriben a todas las actividades. Por tal razón de que se ocupan mucho «haciendo» la iglesia, no pueden disfrutar «ser» la iglesia y terminan agotados y dejando la iglesia.

herida2. Heridas—Las personas dentro de la iglesia a veces pueden ser muy crueles. Este tipo de personas experimentan algún tipo de daño hecho por algunas de esas personas y como no lo pueden superar terminan lesionadas y heridas del corazón y dejando la iglesia.

distracción3. Distracciones—Este tipo de personas se distraen con cosas que aparentemente son buenas. Conforme pasa el tiempo, su estilo de vida de asistir a la iglesia constantemente se convierte en el hábito de no congregarse y como resultado terminan dejando la iglesia.

cambio casa4. Cambio de Vida—Este tipo de personas tienen un cambio de vida tales como una separación matrimonial o familiar, cambio de domicilio a una nueva comunidad, entre otros cambios drásticos y como no enfrentan el cambio directamente, terminan dejando la iglesia.

culpa5. Errores—Este tipo de personas cometen errores y el lugar que debe dispensar la gracia parece rechazarla. Muchas veces esto es más percepción que la realidad y se basa en la forma en la que la persona se siente acerca de sí misma, pero tristemente a veces es la realidad y terminan dejando la iglesia.

sobrecontrol6. Sobrecontrol—Este tipo de personas están en un ambiente donde el sistema congregacional les exige participación continua y cuando faltan o fallan a las exigencias, se les cuestiona basándose en su inasistencia e inactividad en los ministerios de la persona y entra en un periodo de sobre-control y como resultado termina dejando la iglesia.

desinteres7. Desinterés—Este tipo de personas asisten temporalmente por una clase, una persona, un liderazgo o una actividad. Cuando termina o hay cambios en este tipo de eventos o personal, creen que ya no hay más lugar para ellos, se desinteresan en apoyar más y terminan dejando la iglesia.

agenda llena8. Lucha de Poder—Este tipo de personas tienen una agenda y cuando no pueden cumplirla y cuando no pueden dominar el sistema terminan dejando la iglesia.

ignorando9. Descuido—Este tipo de personas no son atendidas completamente en sus necesidades cuando van a la congregación. Sienten que la congregación las considera más como un miembro de un club, en vez de un hospital donde pueden ser sanados y ayudados y como resultado terminan dejando la iglesia.

inmaduro10. Inmadurez—Este tipo de personas nunca crecen ni crecieron espiritualmente. Nunca ha existido una profundidad en su fe. Por tal razón la iglesia se les convierte en una tarea más que realizar o una tradición más que cumplir, en vez de una alegría más que experimentar y terminan dejando la iglesia.

Todas las historias de por qué las personas dejan la iglesia giran alrededor de estas 10 razones. Definitivamente la salida de una persona o familia completa es frustrante para los líderes y pastores al frente de la iglesia. ¿Tú cómo enfrentas este tipo de cuestiones en tu congregación? ¿cómo enfrentarías estas cuestiones en tu congregación?

 

 

Acerca del autor

Soñador activo, luchador incansable. Comunicador apasionado en radio, periódico y televisión. Soy persistente y determinado, no me doy por vencido con facilidad. Mi misión es inspirar a una nueva generación de personas a soñar más, luchar más y lograr más. Me encanta el teatro, la naturaleza, la música y la ciencia.