Atrae a Dios hacia ti

Escrito el 09/06/2016 - 3:03pm Por Diego Carrasco

ATRAE A DIOS

“La dádiva del hombre le ensancha el camino, y le lleva delante de los grandes”. Proverbios 18:16

Te invito a observar hoy en la Palabra de Dios, algo de la vida de Salomón. Recibió el llamado de Dios, lo que Dios tenía planeado como propósito para él.

Y dice la escritura en 2ª Crónicas 1:6, que él fue al altar y sembró mil holocaustos en un sólo día. Hizo algo que no había hecho nunca y que otros tampoco habían hecho. Él sembró de acuerdo a lo que Dios tenía planeado para su vida. Cuando usted siembra semillas va creando una atmósfera de bendición hacia su vida, se va creando un camino hacia tu destino…

Miremos lo que dice la Biblia Nueva Traducción Viviente, y entenderemos un poco más lo que estamos compartiendo…

“Ofrecer un regalo puede abrir puertas; ¡es una vía de acceso a la gente importante!”. (NTV)

Primera enseñanza que quiero compartirte: Tu generosidad atrae al mismísimo Dios. Cuando tú eres generoso captas literalmente la atención de Dios, ¿no es fantástico? Quien siembra sabe que cosechará, quien bendice sabe que será bendecido, quien da sabe que recibirá, así funciona, pero el generoso, aquel que no detiene su mano de dar una y otra vez, ¡atrae la presencia del mismo Dios hacia su vida! ¡Wowww!

Él sembró esas semillas, y con esa atmósfera que creó,… ¡atrajo a Dios! En el versículo 7 dice que esa misma noche se le apareció Dios, y le dijo: “Pídeme lo que quieras que yo te lo voy a dar”.   Y él le pidió sabiduría y ciencia para gobernar a ese pueblo.

Segunda enseñanza que quiero compartirte: Si siembras generosamente, cosecharás generosamente. Todos nosotros nos hemos dado cuenta que muchas cosas en nuestra vida nos trajeron una cosecha equivocada porque hicimos algo que no era correcto, algo fuera de lugar.  Ahora que estamos en el Señor, tenemos que ser sabios para ir plantando la semilla correcta e ir levantando la cosecha.

Tienes derecho a vivir en excelencia en todas las áreas de tu vida, y no conformarte con mediocridades cuando Dios te ha preparado algo grandioso y elevado. ¡No te conformes con menos!

Tercera enseñanza: Cuando tú eres generoso, Dios te da más de lo que pides. Dios le dio a Salomón lo que pidió, pero añadió algo más, porque Dios vio que él sembró de acuerdo al propósito que él tenía para su vida. Salomón tenía el enorme desafío de gobernar a toda la nación, y no podía hacerlo así nomás. Pidió sabiduría a Dios, y como Dios vio la verdadera intención de su corazón, le dio sabiduría, pero también añadió aquello que él no había pedido. ¡Tremendo!

Él movilizó a Dios para lo que había de venir. Y Dios quiere que todo lo que emprendas lo hagas en pacto con Él.  La Biblia dice que le añadió bienes, riquezas y gloria. De no haber sido que en un momento se desvió de su propósito, Salomón hubiera tenido un reinado como ningún otro.

Y cuarta enseñanza: Tu generosidad determina las puertas que se abrirán en tu futuro. Dice el texto que la dadiva, la generosidad del hombre es la que lo lleva delante de los grandes. En otras palabras, tu generosidad es una llave que abre las puertas a los grandes. ¿Qué harás? ¿Seguirás siendo mezquino, avaro? ¿Seguirás cerrando tu mano y reteniendo lo que es de Dios? ¿Seguirás viendo la necesidad de tu hermano y mirarás al costado? Mmm… Piensa y responde con toda honestidad delante del Señor.

Ahh… una última enseñanza: Mientras te mantengas dando, te mantendrás recibiendo, y de manera abundante, ¡no lo olvides!

No  limites a Dios, y abre tu corazón con fe para que se ensanche tu camino de bendición delante de ti. Tu dádiva crea y determina tu futuro, te ensancha el camino y te lleva delante de los grandes. Pero lo más extraordinario, es que tu generosidad atrae la presencia del Rey de Reyes hacia tu vida. ¡No te pierdas este enorme privilegio por tener tu mano cerrada! ¡Que tengas un día híper bendecido!

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, Acompañante Terapéutico y Profesor de Música. Casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.