Mirando hacia otro lado

Escrito el 13/10/2015 - 10:17pm Por Diego Carrasco

MIRADA AL CIELO

“Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, para ver si había algún entendido que buscara a Dios. Todos se desviaron, a una se han corrompido; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno”. (Salmo 14.2 y 3)

Miremos ahora lo que nos dice la versión Biblia para Todos, traducida al lenguaje actual.

“Dios, desde el cielo, mira a hombres y mujeres; busca a alguien inteligente que lo reconozca como Dios. Pero no hay uno solo que no se haya alejado de Dios; no hay uno solo que no se haya corrompido; no hay uno solo que haga el bien”.

¡Increíble, pero real! Notemos lo siguiente. Dios es quien toma la iniciativa, la escritura nos dice que “Dios mira desde el cielo a hombres y mujeres”, con el objetivo de poder hallar a “algún entendido que busque” su rostro.

Es decir, Dios nos dice que quien lo busca es una persona entendida, inteligente, sabia, etc, podríamos preguntarnos entonces qué de aquellos que no lo hacen, que no buscan su rostro, su Presencia, que han dejado de lado al Creador.

Por un instante, trata de pensar lo que puede sentir Dios en su corazón al ver que no hay una sola persona que tenga su corazón inclinado hacia él. Trata de meditar por unos momentos en que es lo que puede sentir Dios al ver que todas sus criaturas la han dado la espalda, han elegido un camino muy diferente al trazado por él, y cuyo fin es la muerte.

Podríamos preguntarnos cosas tales como: ¿Por qué Dios esta tan interesado en hombres y mujeres imperfectos? ¿Por qué Dios, siendo tan grande, piensa en incluir en sus planes a personas que solo pueden entorpecer sus proyectos?

El tema es que Dios siempre se ha valido de hombres y mujeres, pero no de cualquier clase de hombres y mujeres, sino de aquellos cuyos corazones están inclinados hacia su Presencia. Esa es su forma, su estrategia, su mejor método, y a través de el desea que su propósito se cumpla.

A lo largo de toda la historia Dios se ha valido siempre del mismo método, y cada uno de nosotros debemos entender lo siguiente.

1) Si Dios se tomó el trabajo de pensarnos y formarnos tal cual somos, es porque hay algo que él desea que hagamos.
2) Dios también ha encapsulado dentro nuestro, habilidades, talentos, capacidades, dones, etc, que serán útiles en el desarrollo de nuestra propia vida y de la tarea que se nos ha asignado.
3) Tenemos que entender de una vez que no somos personas inútiles, simple y sencillamente porque Dios no hace cosas inútiles. Todo lo que él ha creado tiene una razón de ser, un motivo, un propósito.

Ahora bien, si alguna vez te has preguntado por qué el mundo está como está, pues los versículos arriba citados te brindan la respuesta.

El hombre ha buscado caminos alternativos para su felicidad, pero el asunto es que no hay otro camino que pueda conducirnos a buen final, no hay otra posibilidad más que Dios. Todo lo demás nos llevara a la frustración, y finalmente a la muerte espiritual, … y aun física.

Mi estimado amigo, debemos reconocer que el mundo necesita volver su mirada a Dios, el hombre ha querido hacer su propia voluntad, pero solo ha encontrado dolor, violencia, muerte, etc. Hemos vivido mirando hacia otro lado, en lugar de mirar a Dios; hemos creído que solos podríamos lograrlo, para luego darnos cuenta de que hemos malgastado el tiempo intentando con nuestras fuerzas llegar a la meta.

Si estás sintiendo que has vivido así, hoy es tiempo de cambiar. Deja de mirar para el costado, y comienza a mirar hacia arriba, de allí vendrá lo mejor para ti y los tuyos. Deja de sentirte inútil, y corre a Dios, allí descubrirás el propósito de tu vida.

Quiero terminar con esta cita. “El plan de Dios es hacer con personas, más que con cualquier otra cosa. Los hombres son el método de Dios. La iglesia busca mejores métodos, Dios busca mejores hombres”. Pregunto: ¿Seremos tu y yo esos hombres que Dios necesita y busca? Oro que así sea.

¡Que tengas un día híper bendecido!

Acerca del autor
Diego Carrasco

Hola, soy Diego Carrasco, vivo en la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, sur de la Republica Argentina. Pastor de Comunidad de Fé "Más ALTO", Escritor y Conferencista, casado con Paula y padre de Tomás, Matías, Julieta y Paloma, mis ángeles. Busco constantemente ser una fuente de inspiración para otros.