¿Noviazgo «puro» ó «puro» noviazgo?

Escrito el 26/02/2018 - 11:08am Por Lucero Ayala García

 

Que importante es que hoy en día haya relaciones saludables y puras en todos los aspectos. La clave para un «noviazgo puro» es y será por siempre el genuino amor.

El problema es que muchos empiezan una relación pero con la motivación incorrecta:

  • porque se sienten solos.
  • porque todos los demás tienen novio o novia.
  • porque tal persona me insiste entonces voy a probar y a ver qué sale.

En la mayoría de los casos no están enamorados y mucho menos saben lo que es el verdadero amor.

Basan sus relaciones en meras emociones pasajeras, confunden el amor con atracción, olvidando que el noviazgo debe ser con propósito; el firme propósito de ir al siguiente paso que es «el matrimonio».

Hoy en día las personas creen que noviazgo es llegar a ese terreno, en el que ya se te está permitido besar, abrazar, acariciar o simplemente tomar de la mano a alguien. Cuántas veces no llegamos a escuchar: que tal persona ya se le declaró a otra, o que la conocida (tal), y el famoso (tal) ya son novios y después de tanto tiempo ¡por fin se van a casar!.

Cuando hablamos de la palabra «puro», quiere decir que es algo que no se mezcla con otra cosa, algo que no tiene mezcla de sustancias sucias, contaminantes o elementos extraños o perjudiciales, hablamos de algo que es correcto, que es honesto, respetuoso e inocente.

Vivimos tiempos en donde somos terriblemente bombardeados por los medios de comunicación y por todo tipo de cosas, que lejos de ayudarnos a tener una perspectiva correcta de las relaciones, nos contaminan y nos enseñan un modelo de hacer las cosas, pero que está muy lejos de llegar a ser lo que Dios realmente quiere para nosotros.

Las películas, telenovelas, o las hoy en día tan famosas series de entretenimiento, nos muestran modelos de relaciones que sutilmente influyen en nuestra manera de ver y hacer las cosas.

El tipo de noviazgo que tengas hoy determinará tu futuro.

¡Sí! Un noviazgo incorrecto, una relación incorrecta,  puede llevarte a cometer los peores errores e incluso contaminar y dañar tu corazón.

Dice la Palabra de Dios en 1 Corintios 6:19 que; «tu cuerpo es templo del Espíritu Santo de Dios».

Debes conservar tu pureza. ¿Hasta cuándo?, ¿Hasta que te cases? ¡No! Porque déjame decirte que aún dentro del matrimonio habrá tentaciones a las que te enfrentarás y serás retado constantemente a preservar la pureza de tu relación dentro de tu hogar. Pero en lo referente al noviazgo; es tan importante que tú reserves esas caricias íntimas para cuando llegues al matrimonio.

Es tan fácil ceder, es tan fácil dejarse llevar por el  momento, pero podrías echar a perder tu futuro por una precipitada decisión, o por el simple hecho de no saber establecer límites, y no saber decir “no” antes de tiempo.

El noviazgo es una etapa que te prepara para el matrimonio, pero no todos lo ven así, muchos piensan que por el hecho de ya tener una relación de noviazgo, eso te concede los derechos para iniciar tu vida sexual con determinada persona, e incluso deciden irse a vivir juntos antes de tiempo “para probar” ¿para probar que?

Es verdad que tienes todo el derecho para decidir lo que haces con tu vida y tu cuerpo, pero… ¡ten cuidado! decide bien. Busca la dirección de Dios, antes de tomar las más importantes decisiones, y no te bases simplemente en emociones.

Caminar en la verdad, caminar en pureza te permite obtener el favor de Dios. Cuando Dios une una pareja la une con un propósito claro.

Cierta vez escuché cuando le preguntaron a varias personas: ¿Por qué se querían casar? Hubo quienes tardaron en dar su respuesta. Pero me encantó la respuesta de una chica que muy segura respondió: «yo me quiero casar porque lo amo, estoy enamorada de él y quiero que formemos una familia, que juntos levantemos una generación que ame y sirva a Dios».

La verdad es que a mí me encantó su respuesta. Y hoy te pregunto, querido lector: ¿No te gustaría que Dios hiciera lo mismo contigo y con tu pareja? ¿No te gustaría estar completamente seguro o segura del por qué inicias una relación de noviazgo? Y no tan solo eso, sino que pudieran determinar mantener la pureza dentro de su relación, pensando en el hecho de que Dios los unió con un maravilloso propósito.

Hoy te animo a que cuides tu relación, y que si en verdad amas a esa persona, ambos hagan lo correcto delante de Dios; para que ese propósito no se pierda por causa de llevar un noviazgo «impuro». Haz los cambios que tengas que hacer, platica con tu pareja y busquen agradar a Dios en su relación. Y si aún no tienes pareja y estás en esa espera, decide hoy guardar tu corazón y determina qué cosas harás diferente, para que cuando esa persona que Dios tiene preparada para ti llegue a tu vida, puedan agradarle en todo durante su noviazgo.

¿Entonces qué prefieres? ¿Un noviazgo puro «con propósito y bendición» o simplemente puro noviazgo?

Déjame saber tus comentarios. ¿Qué opinas al respecto?

¡Dios te bendiga!

Acerca del autor
Lucero Ayala García

Discípula de Jesús. Ministro de Alabanza. Conductora de "Mensaje Especial" en MDJ radio. Creadora de "Solteros-Esperando En La Promesa" Me gusta escribir todo tipo de reflexión. Creo que cada cosa o circunstancia en nuestra vida tiene una enseñanza así que me gusta profundizar en cada una de ellas y compartirla con otros. Aprovecho al máximo el uso de las redes sociales pues utilizada correctamente es una herramienta poderosa para poder evangelizar e impactar y bendecir a otros.